La ha participado de manera activa en la jornada que ha organizado el Ayuntamiento de Viveros con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer. Al acto ha asistido Julián Morcillo, secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Elisa Fernández, presidenta de FADEMUR en la región, el delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Albacete, , la directora Provincial del la Mujer de Albacete, Mercedes Márquez, y la alcaldesa de Viveros, .

Durante la inauguración, María Luisa Vilches ha destacado la tremenda importancia que tienen las asociaciones de mujeres en el tejido social y cultural de pequeños pueblos como Viveros. Ha remarcado la predisposición de todo el pueblo, así como de los pueblos vecinos para organizar una jornada como la que se ha desarrollado en Viveros.

La alcaldesa de Viveros ha celebrado que asociaciones de Alcaraz, Ossa de Montiel, Povedilla, El Robledo, entre otras localidades se hayan desplazado a un acto reivindicativo y festivo como este. Durante las ponencias de la mañana y tras el desayuno celebrado en la plaza del pueblo, gracias al compromiso de vecinos y vecinas, se ha hablado de experiencias emprendedoras como la de Susana Blazquez de Kirinal Ecológico de Ayna. Asimismo, , directora de La Llave, Gestión y producción cultural ha detallado los pormenores de su periplo profesional. Por su parte, , de FADEMUR en Albacete ha hablado de la necesidad de emprender y sacar adelante los proyectos con iniciativas propias.

Elisa Fernández, presidenta de FADEMUR Castilla-La Mancha, ha explicado que el objetivo de la organización es alcanzar la igualdad real y efectiva tanto entre hombres y mujeres, como en los ámbitos rural y urbano. “En nuestra región hay 900 municipios, y más de 500 son de menos de 500 habitantes, por eso debemos tomar conciencia de nuestro trabajo y hacerlo llegar a las instituciones”, ha indicado, destacando que hay varios problemas en el ámbito de la mujer rural como son el despoblamiento y la violencia machista.

La presidenta de FADEMUR Castilla-La Mancha ha indicado que es urgente fomentar el empleo de la mujer en el entorno rural, pues implicaría una independencia económica así como un freno al despoblamiento y un posible freno a la violencia machista.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha y desde FADEMUR en la región se sigue demandando que la igualdad real que existe ahora mismo a nivel legal, sea efectiva en el día a día, con medidas como las citadas y, sobre todo, con énfasis en la educación.