Nació en () el 18 de marzo de 1927. Cursó los estudios sacerdotales en el . Fue ordenado sacerdote el 7 de junio de 1952. Posteriormente, se licenció en Teología y en Sociología en la .

Fue cura de (Granada) y de Riópar (Albacete), pueblos entonces pertenecientes a la Diócesis de Toledo. A la vez que coadjutor de la parroquia de , de Toledo, fue también profesor de Teología Pastoral en el Seminario de Toledo. Desarrolló una amplia labor como Consiliario Diocesano de la JOC, de la HOAC y de la JEC.

El cardenal Plá y Deniel lo nombró Vicario Episcopal de Pastoral. El cardenal Tarancón lo nombró Vicario General de Pastoral, cargo desde el que organizó el .

El 4 de noviembre de 1969 fue nombrado Obispo titular de Ursona (Osuna), auxiliar de monseñor Cirarda en la Diócesis de Santander. Fue consagrado el 14 de diciembre del mismo año.

En 1972 fue nombrado obispo delegado de la Comisión y Consiliario General de la Acción Católica.

El día 2 de octubre de 1976, al aceptar el la renuncia de monseñor nombró para sucederle a monseñor Torija, que tomó posesión el 6 de noviembre del mismo año.

El 4 de febrero de 1980, al elevar a Diócesis la Prelatura Cluniense, fue desvinculado de la Iglesia titular de Dora y nombrado Obispo residencial de Ciudad Real. Conservó el título de Prior de las Órdenes Militares, unido en adelante al Obispo de Ciudad Real.

En la CEE ha sido miembro de la de Apostolado Seglar (1972-1981 y 1984-1987); miembro de la (1972-1978; miembro de la Comisión Episcopal de Obispos y Superiores Mayores (1978-1981) y miembro de la (1984-1993). Además, formó parte de la Comisión y Universidades de 1993 a 2008.

Fue presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar entre 1981 y 1984 y presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de 1993 a 1999.