“No han tenido suerte en el sorteo del proceso de escolarización, y no han podido acceder a ninguno de los seis centros señalados como ‘preferentes’ en sus solicitudes. Ahora esperan que la Administración les adjudique plaza ‘de oficio’, pendientes de una llamada que puede llegar desde ahora hasta septiembre”, expresan estas familias en un comunicado.

Asimismo, se quejan de que “la elección de centro ya no es libre, ahora es una lotería” y expresan que “sólo en Guadalajara capital hay más de cuarenta familias fuera de las seis opciones, y varios aún están pendientes de que se les asigne colegio de oficio”.