En su informe de previsiones para el cierre de este año, Fedea estima que sólo seis autonomías cumplirán con el déficit comprometido: y se quedarán en -0,1%, terminará a cero y País Vasco, Canarias y , con un saldo positivo (0,6%, 0,7% y 1,3%).

Fedea explica en las conclusiones de su informe que si se cumple esta previsión se entraría de nuevo en la senda del incumplimiento de los objetivos de estabilidad, después de dos años (2017 y 2018) cerrando el año con un déficit inferior al permitido. “Esto puede poner en riesgo la consolidación fiscal en ejercicios futuros”, añade.

Se explica también que estas cifras son “síntoma de agotamiento” de las medidas de consolidación fiscal puestas en marcha desde 2010. Puesto que España se encuentra entre los países de la UE con menor gasto en sanidad, educación y dependencia, estos expertos creen que la “forma adecuada” de compensar la situación es con un “incremento permanente” de los ingresos.

CRECE EL GASTO

Esta estimación, que según Fedea “puede considerarse optimista”, supone un deterioro con respecto a 2018, que terminó con un cierre del -0,3%. La causa es un incremento de los gastos del 3,8%, por encima del límite marcado por la regla de gasto del 2,7% y por encima del incremento de los ingresos, del 2,8%.

El informe se ha realizado con datos acumulados hasta julio. En él se señala que el gasto presupuestario ha estado creciendo hasta ese mes a un ritmo del 6,6%, lejos del citado límite de la regla de gasto, aunque se estima que ese incremento no se va a mantener en la segunda parte del año.

Entre otros motivos, Fedea señala que 2019 ha sido año electoral (los comicios fueron en mayo) y los gobiernos autonómicos han ejecutado más gasto en los primeros meses, ritmo que “previsiblemente se ralentizará en la segunda parte del año”.

También argumenta el informe que las autonomías van a recuperar en los últimos meses la actualización de las entregas a cuenta que finalmente ha aprobado el Gobierno y que asciende a 4.680 millones de euros (0,4% PIB). En el conjunto del año, las entregas a cuenta y las liquidaciones para las autonomías serán mayores este año en 4.084 millones de euros respecto a 2018.

Esta es la proyección del cierre del año que prevé Fedea para las autonomías en 2019, saldos de contabilidad nacional: Comunidad Valenciana, -1,8%; Extremadura, -1,7%; , -1,4%; Castilla-La Mancha y , -1%; Aragón, -0,7%; , y Castilla y , -0,4%; y , -0,3%; Baleares y La Riona, -0,1%; Galicia, 0%; País Vasco, 0,6%; Canarias, 0,7% y Navarra, 1,3%.