Felpeto ha hecho estas consideraciones durante la presentación hoy en del libro ‘Zamila’ de Francisco de , un novela que fue finalista del XXII Premio Edebé de Literatura Infantil que el autor recomienda a aquellos “niños y mayores que quieran volver a sentir emociones guardadas en su memoria de la infancia, o de la adolescencia”, ha informado la Junta en nota de prensa.

A este respecto, el responsable de Educación ha pedido a las familias que colaboren con los centros y los docentes para fomentar entre los más pequeños el amor por los libros y la lectura, pues es evidente que el hábito lector que se adquiere desde pequeños se mantiene a lo largo de la vida, “cuanto más y mejor lo hagamos, en mayor medida estaremos construyendo un proceso de educación de calidad, pues la lectura está presente de forma activa en todo el proceso de enseñanza y aprendizaje”.

En un momento en que la sociedad se está cuestionando la conveniencia o no de los deberes, Ángel Felpeto ha pedido a las familias y a los docentes que “conviertan el deber de leer en un placer, para que los niños y jóvenes descubran el gusto por la lectura y todo lo que en los libros pueden encontrar”.

Así, ha invitado a padres y abuelos a que recuperen la tradición de leer cuentos a los más pequeños, pues así se habituarán a la lectura desde sus primeros años, lo que les ayudará después a convertirse en lectores activos.

Zamila, la protagonista del libro, es una mula nostálgica que cuenta la vida de sus padres y compañeros de cuadras, a lo largo de las páginas de un libro repleto de paisajes y situaciones de un mundo rural ya desaparecido.

ha logrado a lo largo de su trayectoria como escritor un centenar de premios literarios, entre ellos, del de novela de la Diputación de con ‘Las cigüeñas de Yenné’; el de novela de la Diputación de , con ‘Los Versos de Arabí’; y el de Ciudad Real, con ‘Cielos de Samarcanda’.