El consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto, ha instado a los grupos parlamentarios a aportar propuestas “para perfeccionar el sistema” de admisión de alumnado de cara al próximo curso escolar 2018-2019.

Felpeto ha realizado estas manifestaciones durante su comparecencia en Comisión de las Cortes regionales, en la que ha vuelto a informar, como ya hiciera en el último pleno celebrado en el Parlamento regional, sobre el proceso de admisión de alumnado para el curso 2017-2018.

Tras las reiteradas críticas del PP, que le afea que “todavía haya niños sin escolarizar y padres que no saben en que colegio podrán estudiar sus hijos”, el consejero ha vuelto a asegurar que el que el “93,9 por ciento” de las familias han obtenido la primera opción elegida de centro y que “en este momento todas las familias conocen en centro que tienen asignado”.

Y es que Felpeto, que ha insistido en que es “imposible alcanzar un cien por cien”, ha defendido que los criterios establecidos en este nuevo proceso de escolarización “salvaguardan la justicia social y el derecho a la educación sin influir en la libertad de enseñanza asociada la elección de centro”.

También, el titular de Educación ha aseverado que en este curso “no se permitirá ningún incremento de ratio que favorezca a ningún centro público o privado salvo para favorecer el reagrupamiento familiar y que se puedan juntar hermanos en un centro escolar”.

Además, Felpeto ha defendido el uso del sorteo para la adjudicación de plazas en centros educativos a los alumnos que no hayan obtenido la primera opción elegida, aunque ha puntualizado que con la ampliación de criterios, tales como la renta, los alumnos tengan hermanos en un centro o padres trabajando en ellos, entre otros, se permite que haya “menos alumnos en situación de empate”.

CAMBIO POR “IDEOLOGÍA”

De su lado, la responsable de Educación en el Grupo Parlamentario Popular, ha vuelto a recriminar al Gobierno regional que, en el mes de julio, “todavía hay niños sin escolarizar y padres que no saben en que colegio podrán estudiar sus hijos”,.

Dicho esto, ha afirmado que el cambio del sistema de escolarización se debe “al contenido ideológico” del Gobierno ya que, a su juicio, trata de “decir dónde hay que llevar a los hijos” y que “se elimina la preferencia”. “Esto es un pacto para ir mermando poco a poco el tener una educación concertada y complementaria a la pública”, ha agregado.

De nuevo, la diputada ‘popular’ se ha referido el caso de 50 alumnos de Guadalajara a los que no se le había asignado centro educativo, a lo que el consejero ha pedido “disculpas” por las declaraciones que realizó en este sentido sobre la posibilidad de adjudicarles el centro que quisieran.

También, ha reprochado que en el municipio de de los (Ciudad Real), en el colegio de , el consejero “dio expectativas a los padres” de que se pudieran seguir manteniendo las unidades establecidas a pesar de que incumplían las ratios legales. “Han tomado a los padres por tontos”, ha recriminado Alonso, que ha señalado que “se ha dejado a 143 niños sin colegio”. A esto, Felpeto ha replicado que “no dieron ninguna esperanza” y si hicieron “una discriminación positiva” con este centro que la dirección ha decidido finalmente cerrar.

“A MEDIO CAMINO”

Mientras, el diputado de Podemos ha afirmado estar “más contento” con el nuevo sistema de escolarización impuesto por la Junta que con la anterior “zona única” implantada por el , pero ha manifestado que la Consejería ha hecho una apuesta que está “a medio camino” entre la educación pública de calidad y la concertada.

“Lo que está sobre la mesa es el debate sobre los valores en cuanto a la libertad de elegir, sobre cómo repercute en la región y su desarrollo la apuesta por invertir en una educación pública de calidad o en un modelo privado concertado, que es una anomalía en Europa. Una buena parte de esos conciertos pertenecen a entidades religiosas, aunque ese es otro debate”, ha apuntado en su intervención.

Asimismo, el líder de la formación morada en Castilla-La Mancha ha expuesto que la Junta “no ha intentado ningún giro interesante” en este sentido para apostar por una libertad que “requiere de igualdad de oportunidades y de acceso” ya que “cuando las familias no tienen las condiciones de poder ir a un centro que está a una cierta distancia, la libertad de elegir es una falacia”, en referencia a la preferencia de las familias en la elección de centro educativo para sus hijos.

“LA ZONA ÚNICA ERA UN QUEBRADERO DE CABEZA”

Por su parte, el diputado del PSOE en las Cortes ha defendido el nuevo método de admisión diseñado por la Consejería y ha recordado que como maestro y director de un centro educativo en la anterior legislatura la propuesta del PP era “un auténtico quebradero de cabeza” que establecía “un desequilibrio fundamental en unos centros hacinados al ampliarse también las ratios”.

En este sentido, ha recordado que con el anterior modelo se alcanzó el 89 por ciento en el mes de junio sobre los alumnos a los que se adjudicó la primera opción de centro escolar, mientras que está ha sido del 93,9 por ciento y será más alta en septiembre con las vacantes que puedan existir.