El consejero de Educación del , Ángel Felpeto, ha informado de que tras la Mesa Sectorial celebrada con los sindicatos este viernes, para abordar la idoneidad o no de convocar oposiciones a maestros este año, va a incorporar en el informe que elevará al Consejo de Gobierno la postura de todas las fuerzas sindicales, que comparten que es preferible no realizar oferta de empleo público debido a la inseguridad jurídica al no contar con marco presupuestario y a que sería una convocatoria “mínima”.

Este acuerdo, tal y como ha detallado en rueda de prensa, lo llevará al Consejo de Gobierno del próximo martes para que sea este órgano quien decida finalmente si convocar o no oposiciones.

Igualmente, ha explicado que la posición de los sindicatos es que se aplace a 2018 la convocatoria de Secundaria y a 2019 la convocatoria de Primaria, esperando que el escenario permita abrir el mayor número de plazas para conseguir una tasa de interinidad no superior al 8%.

Felpeto ha recordado que desde hace días él mismo ha solicitado al Estado poder incrementar la tasa de reposición para poder dar “más estabilidad” al profesorado interino, al tiempo que ha pedido al resto de comunidades autónomas que convocaran “al unísono” para evitar posibles efectos llamada.

Desde los ministerios de Educación y Hacienda, ha recordado, se ha trasladado a Castilla-La Mancha la imposibilidad de ampliar esa tasa “al no haberse aprobado los presupuestos de 2017 y al no existir un decreto de prórroga”, lo que dota de “inseguridad jurídica” a una hipotética convocatoria de oposiciones por encima de lo establecido.

SINDICATOS

De su lado, CSIF se posiciona en contra de la convocatoria de oposiciones de maestros en 2017, ya que considera que este número de plazas es “exiguo y no beneficia a los interinos de Castilla-La Mancha, pero tampoco favorece a los opositores que nunca se han examinado”.

“Y es que ninguno de ellos podrá aprobar por el turno libre el concurso-oposición aunque obtengan la máxima puntuación en cada una de las pruebas. En este momento, convocar la oposición sin un pronunciamiento claro del sobre la legitimidad para hacerlo podría, en caso de reclamación, paralizar todo el proceso”, ha afirmado en un comunicado.

CSIF considera que la Consejería “debe aprobar una Oferta de Empleo Público lo más amplia posible, y que estas plazas sean ofertadas en las procesos selectivos de los años 2018 y 2019”.

Por su parte, ANPE ha urgido a que en el Consejo de Gobierno que se celebrará el próximo martes se tome “una decisión clara y responsable” por parte del Gobierno regional “ante el desconcierto e incertidumbre de miles de interinos y aspirantes castellano-manchegos”.

Además, ANPE le ha solicitado, en un comunicado, que traslade también la necesidad de establecer un Plan para que, antes de que acabe la legislatura, se puedan “convocar amplias ofertas de empleo público en los cuerpos docentes para reducir la tasa de interinidades por debajo del 8%”.

Por su lado, STE Castilla-La Mancha ha indicado que no “existe seguridad jurídica para anunciar la OEP”, por lo que no “es viable lanzar una convocatoria de oposiciones”. “Finalizado el mes de Febrero, no sería factible convocar el proceso selectivo en tiempo y forma establecidos legalmente”, ha manifestado el sindicato en nota de prensa.

Desde STE, en base al escenario actual, “esta OEP sería totalmente insuficiente, 356 plazas para Cuerpo de Maestros, menos de la mitad que en las pasadas oposiciones, 750”.

A juicio de CCOO, “Castilla-La Mancha y a los posibles aspirantes a ganar una plaza en su sistema público de enseñanza les interesa no convocar este año oposiciones en ningún nivel”, sino “convocar el año próximo el máximo número posible de plazas en Secundaria y posponer hasta 2019 la convocatoria de plazas de maestros”.

Así, según CCOO, se garantizaría que “la oferta alcanzará una cifra importante; que los aspirantes tendrán tiempo para preparar las oposiciones; y que se acompasara la convocatoria a la de la mayoría de las comunidades autónomas, evitando al máximo los efectos llamada”.