Según consta en una resolución de 14 de agosto del secretario regional de la FEMP, , publicada en la página web de la institución, el procedimiento de licitación ha sido suspendido hasta que el Tribunal resuelva el recurso presentado por la empresa licitadora, que fue excluida del procedimiento por la mesa de contratación en sesión celebrada el pasado 5 de julio tras el análisis y valoración del contenido de los sobres número 2 de las proposiciones presentadas.

Según la FEMP regional, el acuerdo de suspensión se sustenta en la solicitud realizada por la UTE, formalizada el pasado 30 de julio, y ha sido fundamentada por el , en resolución dictada el 9 de agosto, en que “los perjuicios que podrían derivarse de la continuación del procedimiento son de difícil o imposible reparación”.

El pasado mes de marzo, la FEMP C-LM debió redactar de nuevo los pliegos de clausulas administrativas y prescripciones técnicas y proceder a una nueva convocatoria de licitación de la segunda fase del proyecto CLIME, por un presupuesto base de 145.584.078 euros, IVA incluido, en cumplimiento de otra resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales que anuló algunas de las clausulas del procedimiento ya iniciado.

La FEMP C-LM actuaba así en cumplimiento de una resolución de 16 de febrero del Tribunal que anulaba determinadas clausulas de los pliegos de contratación tras los recursos presentados por la y la de Mantenimiento Integral y Servicios Energéticos.

El proyecto CLIME impulsado por la FEMP consta de dos fases. La primera, ya concluida, de redacción de auditorías energéticas en los consistorios solicitantes; y la segunda, la suspendida provisionalmente ahora, de licitación de servicios y suministros energéticos.

A la segunda fase se han adherido un total de 58 municipios de Castilla-La Mancha, según los datos de la FEMP, que asegura que podrían beneficiarse del ahorro de una “contratación centralizada”.