La y Provincias () ha aceptado la ampliación de la regla de gasto a los ayuntamientos planteada por el como compensación por el IVA de 2017 que no han cobrado, pero ha pedido que estudie además otras medidas complementarias, que serán estudiadas por ambas partes.

La Comisión Nacional de ha aprobado ampliar del 2,8 al 2,9 la regla de gasto que se aplica a los municipios, de manera que podrán gastar esa décima más este año. Además, se les autoriza a tener una deuda del 1,9% del PIB y se les vielve a exigir déficit cero.

El presidente de la FEMP, , ha explicado que las entidades locales agradecen esa ampliación del margen de gasto y que la deuda establecida es la que han tenido ya en el ejercicio 2019, por lo que son objetivos realizables.

Como ocurrió el viernes con las comunidades autónomas en el , los municipios han debatido hoy también con el Gobierno la compensación por el IVA de 2017. Además de la flexibilización de la regla de gasto, se pondrá en marcha un extra Fondo de Liquidez Autonómicas para las entidades locales.

La FEMP calculó inicialmente la deuda total de IVA con las entidades locales en unos 750 millones de euros; hoy no se ha hablado de cifras y el Ministerio de Hacienda ha asegurado que las tiene que especificar, aunque fuentes de este departamento apuntan a que el cálculo final podría estar por debajo de esa cantidad.

MEDIDAS ADICIONALES

Caballero ha explicado que ha planteado hoy a Hacienda otras medidas compensatorias además de esa ampliación de la regla de gasto. Ha propuesto la creación de una cuenta en el para los depósitos de las entidades locales pero sin intereses, de manera que eviten ese coste. Los municipios cerrarán de nuevo 2019 con superávit de entre 4.000 y 5.000 millones de euros, en conjunto.

“Tenemos 26.000 millones de remanente y los bancos empiezan a cobrar por los depósitos. No los podemos gastar y nos va a costar dinero”, ha apuntado Caballero.

También ha planteado la posibilidad de que las entidades locales tengan permiso para poder colocar esos fondos en activos financieros con remuneración, “no especulativos, obviamente”.

El objetivo de los municipios en cualquier caso es que el Gobierno les permita invertir ese remanente en inversiones más allá de las que ahora tienen autorizadas (inversiones financieramente sostenibles, IFS). Por ejemplo, Caballero ha planteado que se deje a los municipios dedicar dinero a reparar las catástrofes causadas por las tormentas.

Estas IFS que autoriza Hacienda deben invertirse al año siguiente, pero en los últimos ejercicios el Gobierno da permiso a las entidades lcoales para terminar la ejecución de los proyectos en dos años, puesto que en uno solo no suele darles tiempo. Caballero ha reclamado medidas para no tener que aprobar esta ampliación de plazo un año tras otro y así los municipios puedan empezar en enero a organizar las inversiones.

Por último, y como es ya habitual, el presidente de la FEMP ha exigido que este año se apruebe la reforma de la financiación local a la par que la autonómica. “Queremos que se abra la mesa de negociación una hora antes que la de las comunidades. No queremos ir detrás, cuando se concluya la negociación con ellas, porque nos afecta”, ha reivindicado.

La ministra de Política Territorial, Carolina Darias, ha apuntado por su parte que esta semana se reunirá con Abel Caballero para retomar todos los asuntos pendientes de negociación con la FEMP.