A preguntas de los asistentes al Desayuno Socio-Sanitario organizado por Europa Press, Fernández Sanz ha dicho sobre la obra de Toledo que recibirán las llaves en junio de 2019 y pasarán seis meses de montaje tras una potente inversión en tecnología.

Además, ha recordado que el centro de especialidades de la capital regional permanecerá en la Avenida de Barber y se mantendrán abiertos de momento los hospitales de El Valle y el Provincial, que se trasladarán a la nueva infraestructura en una segunda fase.

Ha querido recordar que en la actualidad el Área Sanitaria de Toledo no cuenta con servicios médicos como Medicina Nuclear o Radioterapia, razón por la cual hay que recurrir puntualmente a derivaciones a la sanidad privada.

ALBACETE, CUENCA Y GUADALAJARA

También ha tenido palabras para el hospital de Albacete, “que ya cuenta con el proyecto entregado y que saldrá a licitación en los primeros meses del año”.

“Tuvimos mala suerte porque este proyecto estaba adjudicado y muchas empresas presentaron concurso a la baja, y al final nos dejaron colgados de la brocha”, ha dicho, añadiendo que hay “un buen proyecto”.

En el caso de Cuenca, ha reparado en que hubo que indemnizar a la primera empresa que se hizo cargo de la obra por su paralización cuando sólo se había ejecutado el 2 por ciento.

Ahora, ha tasado en cerca del 30 por ciento el desarrollo de las obras para un hospital que “en torno a 2021 o 2022 estará funcionando”.

Sobre el hospital de Guadalajara, ha asegurado que el ritmo está por encima de lo que se esperaba, lo cual ha conllevado incluso tener que cambiar la anualidad de certificaciones. “A finales de 2020 estará funcionando”, ha manifestado, enfatizando que en estos momentos hay 150 trabajadores en la obra a pleno rendimiento.

ARRANCA EN 2019

Al respecto de la obra de Puertollano, ha avanzado que se licitarán las obras para empezarlas en 2019 y en breve se presentará a la empresa adjudicataria que se hará cargo de un proyecto “muy bonito”, con la intención de tardar tres años en su construcción.

Además, ha querido poner en valor que Castilla-La Mancha es la región “que más invierte en infraestructuras”, ya que ha sumado ocho centros de salud y 11 consultorios.