El fiscal jefe de Castilla-La Mancha, , ha reclamado que la región arrastra un déficit histórico en su plantilla y cuya dotación “debería rozar el centenar” de fiscales cuando en la actualidad hay 82.

En su discurso en el acto de apertura del Año Judicial en Castilla-La Mancha, Martínez Jiménez ha indicado que, en relación a las infraestructuras, las Fiscalías de , y “cuentan con instalaciones adecuadas y modernas”, con despachos individuales y funcionales, con espacios para juntas, biblioteca, secretarías y archivos.

Cuentan, además, “con suficiente espacio de reserva para futuras necesidades”, pero, por contra, en lo que ha calificado como la “cruz” de la moneda, están las Fiscalías de y , y las Secciones Territoriales de Ocaña y Manzanares, que “acusan falta de espacio, deficiencias estructurales y dispersión”.

Por ello, ha reclamado, “es necesario poner en funcionamiento nuevos recursos e infraestructuras que permitan situar a todas las Fiscalías del territorio a un mismo nivel”, de forma que las de Albacete y Guadalajara, al igual que sucede en las demás, “transmitan una imagen correcta de los órganos fiscales y permitan a sus integrantes desarrollar su trabajo en condiciones adecuadas”. Unos recursos que, aunque “ya están proyectados, falta el impulso presupuestario necesario para activar su creación efectiva”.

Martínez Jiménez ha concretado, respecto a las actuaciones realizadas, que Toledo absorbe casi el 40% de las diligencias de la región; además, ha habido “un aumento de los procedimientos abreviados”, lo que es “revelador del progresivo incremento de la carga de trabajo de Juzgados y Fiscalías, y también posiblemente de la mayor eficacia policial”.

Donde se ha constatado una leve disminución ha sido en las diligencias urgentes de juicio rápido, que se han registrado “algo menos de 8.000”, mientras que el total de juicios de faltas se ha situado en cerca de 40.000 registros, que en los últimos cinco años “han aumentado un 25%”.

El fiscal jefe ha concretado también que las Fiscalías de Castilla-La Mancha formularon durante el año 2012 12.000 escritos de acusación en los diferentes procesos penales por delito, lo que supone una media de 153 calificaciones por Fiscal y año frente a las 145 por Fiscal del año 2011,mientras que el formuló 581 peticiones de prisión provisional a lo largo del año 2012.

JUICIOS ORALES

Para completar su enumeración de datos, Martínez Jiménez ha expuesto que se han realizado 15.000 juicios orales por delito en 2012 y que el término medio de juicios por delito a los que asistió cada Fiscal en este año fue de 82 juicios (79 juicios en el año 2011, en tanto que en 2010 fue de 72 juicios por Fiscal y año).

A ese respecto, de las más de 6.000 sentencias dictadas en los juicios ante los Juzgados de lo Penal en el año 2012, ha habido un 72% de sentencias condenatorias frente a un 28% de absolutorias. Al tiempo, las Fiscalías provinciales de Castilla-La Mancha iniciaron 460 diligencias preprocesales penales y el registro de diligencias previas iniciadas por hechos intencionados de homicidio o asesinato asciende a 42.

Para concluir, el fiscal jefe ha concretado que los delitos contra la libertad e indemnidad sexual han descendido un 20%, al pasar de los 483 casos de 2011 a 388 en 2012.