Renfe pondrá en servicio el próximo lunes una nueva conexión ferroviaria entre y , que explotará con trenes híbridos, los que combinan tracción diésel y eléctrica, y que permitirá recortar en media hora el tiempo de viaje entre las dos ciudades hasta situarlo en tres horas y media.

Así lo ha anunciado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que ha asegurado que con esta nueva conexión se pretende “seguir reduciendo distancias entre las dos ciudades mientras se ejecutan las obras del AVE” a Murcia.

El nuevo servicio ferroviario con este tren híbrido realizará un trayecto de ida y vuelta diario entre las dos ciudades a partir de este próximo lunes, 17 de septiembre.

Ábalos ha anunciado el nuevo tren en la rueda de prensa conjunta que ofreció con el presidente del Gobierno murciano, .

En la comparecencia, el ministro ha avanzó asimismo que la Variante de Camarillas estará en servicio en el primer trimestre de 2019, lo que permitirá recortar el tiempo de viaje otra media hora y situarlo así Madrid y Murcia a tres horas.

El presidente regional, de su lado, ha discrepado con el ministro en la conexión ferroviaria con la capital y ha reclamado que se retome el proyecto del Gobierno anterior y el AVE llegue en vía provisional a Murcia mientras se ejecuta el soterramiento.

“Los murcianos merecen el AVE cuanto antes, los trenes híbridos son un proyecto de 2012 que nos hacen retroceder en el tiempo”, ha aseverado.

López Miras ha recordado que, con el proyecto anterior, “el AVE estaría ya en pruebas” y ha lamentado que se enteró del cambio “a través de la prensa”.

Así, ha criticado el hecho de que “se sustituyan seis AVE en un día por un solo tren híbrido”. “Ahora lo que nos toca es tener Alta Velocidad”, ha remarcado.

NUEVO .

No obstante, López Miras se ha mostrado satisfecho con la respuesta dada por el ministro sobre otros aspectos como el Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia, respecto al que Ábalos ha garantizado que todo va “según lo establecido” y el 15 de enero habrá aviones “despegando y aterrizando”.

Ábalos ha reconocido que hay discrepancias en un punto en concreto con el , pero que en los otros catorce aspectos abordados “parece que hay coincidencia”.

“Más allá de las discrepancias lógicas entre dos administraciones, en este caso con signos políticos distintos, que son absolutamente respetables, lo único que nos consta es, efectivamente, un mayor esfuerzo de entendimiento”, ha remarcado el ministro, quien ha dicho sentirse “satisfecho” de los puntos abordados en su reunión en Murcia.