Franco dice que el Gobierno se va a “desgañitar para que CLM sea epicentro industrial” del país sin bajar impuestos La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha avanzado este jueves que el Ejecutivo regional se “va a desgañitar” para que Castilla-La Mancha se convierta en el “epicentro industrial” del país, pero sin bajar impuestos.

“Tenemos las condiciones, las infraestructuras y más de 27 millones de metros cuadrados disponibles para atraer a la industria y eso va a facilitar poner en marcha un plan estratégico para revitalizar dichas zonas industriales y vertebrar el crecimiento en todo el territorio regional”, ha avanzado Franco en el marco de la Comisión de Empleo y Empresas que este jueves se celebra en las Cortes regionales.

Y es que el Ejecutivo castellanomanchego quiere seguir potenciando que casi el 20 por ciento del PIB regional proceda de la industria —situándose un 3,5 por ciento de la media nacional—, pero sin bajar impuestos. En este sentido, la consejera de Economía ha explicado que la autonomía solo gestiona el impuesto de donaciones y sucesiones y que este “no es determinante a la hora de atraer empresas”.

Tras criticar que haya comunidades autónomas como que recibiendo mayor financiación del Estado hacen “dumping fiscal”, ha defendido que la carga impositiva de la región no determina que una empresa decida implantarse aquí o en Madrid. “Castilla-La Mancha no compite con el sistema impositivo de otras regiones pero queremos jugar en igualdad de condiciones”, ha defendido.

C-LM EN BUENA SITUACIÓN PARA AFRONTAR LA RALENTIZACIÓN

No en vano, la responsable de Economía ha presumido de que desde el 2015 la región “no ha dejado de crecer” y aunque las previsiones económicas “aventuran una ligera ralentización de la economía y el empleo en la región, el crecimiento previsto para este año es del 2,3%”.

“En consonancia con la reducción de la aceleración económica generalizada, pero con previsiones de crecimiento, Castilla-La Mancha se sitúa por encima del conjunto de los socios europeos y del comportamiento de la media nacional”, ha defendido Franco.

A renglón seguido, ha añadido que la región ofrece, lejos de la situación que vive el país, una estabilidad institucional, una “baza fuerte”, fruto del diálogo social que, cultivado por el Ejecutivo autonómico, ha generado un clima de paz que hace que Castilla-La Mancha “esté mejor preparada para afrontar la ralentización económica”.

Para ello, ha recordado que el pasado mes de julio el presidente regional, Emiliano García-Page, firmó el Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha 2019-2023 y ha avanzado que en próximas semanas se configurarán los grupos de trabajo para redactar un documento que esté preparado para enero o febrero del 2020.

FORTALECER RED DE OFICINAS DE EMPLEO

En el relato de los planes que su departamento tiene previsto acometer hasta 2023, Franco ha hablado de fortalecer la red de oficinas Emplea, con más personas y modernizando estas infraestructuras y de estabilizar la plantilla de orientadores para que centren su labor en el colectivo femenino, jóvenes, mayores de 50 años y zonas rurales.

De igual modo, ha comprometido su esfuerzo por retornar y retener el talento juvenil. Para ello se creará un Cheque de Primera oportunidad para incentivar que las empresas contraten a los jóvenes, y una red de empresas por el talento joven, que favorezcan que haya pasarelas de empleo para jóvenes cualificados.

Luego de aludir al plan de empleo que creará 1.000 puestos de trabajo para mujeres rurales que este martes anunciaba García-Page, ha avanzado que su departamento abordará una estrategia para parados mayores de 50 años modificación el programa ‘Garantia+55’, que pasará a ser ‘+52’.

Dar un paso por el colectivo de las personas con discapacidad, para que pasen del trabajo protegido al ordinario, y seguir auspiciando la Formación Profesional con especial incidencia en mujer, son otros de los retos del departamento de Franco, que también ha hablado de que su departamento trabaja en la reedición del Plan Adelante, que finaliza este año.

Respecto a Turismo, ha hablado de crear el reconocimiento de municipio turístico, con el que identificar a los que tienen cierta singularidad, y de impulsar la red de hospederías y ‘Castilla-La Films Commission’, que tan buenos resultados está cosechando. También potenciará la marca ‘Hecho en Castilla-La Mancha’ e impulsará la declaración de Farcama como Feria de Artesanía Internacional.

PARTICIPAR EN EL PACTO POR CRECIMIENTO

De su lado, el responsable de Ciudadanos en la Comisión de Empleo y Empresas, David Muñoz, ha pedido a la consejera participar en la redacción del Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha 2019-2023, “con el ánimo constructivo de mejorarlo”, así como formar parte de la comisión de seguimiento de dicho pacto, para ver “si realmente se cumplen los objetivos y no todo sean eslóganes”.

Además de afear el Ejecutivo autonómico el maquillaje de los datos del paro, aferrándose siempre al que le es más favorable a pesar de que Castilla-La Mancha “siempre está entre las cuatro comunidades con peores datos de empleo”, ha reprochado a la responsable de Economía, Empresas y Empleo que no haya aludido en su comparecencia a los 100.000 puestos de trabajo que el presidente regional prometió crear en campaña electoral.

Después de criticar que Castilla-La Mancha sea la región que menos invierte en políticas activas de empleo, centrándose el Gobierno castellanomanchego en planes y programas de empleo “que no se ejecutan en su totalidad y no cumplen objetivos”, el representante de la formación naranja ha abogado por un sistema de cheques formación, que ponga los fondos en manos de los desempleados y elimine intermediarios, y por introducir la orientación laboral en los planes locales de empleo para hacerlos eficaces. También ha reclamado reestructurar los fondos en formación no reglada para dar más peso a programas mixtos de formación y empleo.

EL PP PIDE BAJAR IMPUESTOS

Mientras, la parlamentaria ‘popular’ Gema Guerrero, que ha arrancado asegurando que los indicadores económicos y sociales evidencian la “debilidad” de Castilla-La Mancha, ha incidido en la necesidad de que el Gobierno regional acometa una bajada de impuestos, como Madrid y Andalucía, pues son los empresarios y los autónomos los que generan empleo y fijan población.

De ahí que haya pedido a PSOE y Ciudadanos que se sumen y aprueben la Proposición No de Ley que el PP va a presentar en las Cortes a favor de una reducción impositiva para evitar que las empresas se vayan a otras regiones.

Dicho esto, ha lamentado que el plan de empleo que creará 1.000 puestos de trabajo para mujeres rurales en Castilla-La Mancha anunciado por el presidente regional llegue tarde y vaya a ser ineficaz, pues solo va a generar empleo “precario y temporal”, en la línea de los otros planes de empleo del Gobierno regional, cada vez menos demandados por los consistorios. También ha preguntado a Franco que, si con los presupuestos prorrogados, su departamento va a contar con los recursos suficientes para poder ejecutarlo.

SEGUIMIENTO EN LAS CORTES

Por último, y en su turno de réplica, Franco ha defendido que, aunque la desaceleración “puede afectar” a la región, el Gobierno pondrá mecanismos para conseguir crear esos 100.000 empleos comprometidos por Page, al tiempo que se ha mostrado partidaria de crear una comisión en las Cortes, conformada por los grupos parlamentarios, para dar seguimiento al Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica.

En cuanto a la política fiscal regional, tras reiterar que esta no determina que una empresa decida trasladarse de Castilla-La Mancha a Madrid, ha recordado que el presidente se comprometió con los agentes sociales a no subir impuestos, al tiempo que ha concluido que “si la financiación autonómica mejora “se puede plantear un mejor escenario impositivo para las empresas”.