Esta iniciativa, puesta en marcha por la &Vida, dará a conocer una serie de recomendaciones basadas en la ‘Guía de buena práctica clínica en Geriatría’ elaborada por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología a fin de que tanto los profesionales como los usuarios de los centros residenciales y sus familiares cuenten con la mayor información posible sobres los cuidados que requieren los mayores en esta época del año, según ha informado esta Fundación en nota de prensa.

Durante la campaña, que abarca los meses de julio y agosto, se repartirán un total de 18.000 litros de Aquarius y Aquarius Zero por las diferentes residencias de toda España para concienciar sobre los beneficios que aporta la ingesta diaria de líquidos y el mantenimiento de una alimentación variada, moderada y equilibrada, así como un estilo de vida activo y saludable.

CONSEJOS PARA UNA ADECUADA HIDRATACIÓN

Para que el organismo permanezca hidratado es fundamental mantener el nivel adecuado de agua con el fin de que los nutrientes lleguen a todos los órganos, así como para la eliminación de las sustancias de deshecho.

Por eso y, sobre todo, en edades avanzadas, es fundamental no esperar a tener sensación de sed para beber y disponer de agua o bebidas que contengan el menor contenido posible de azúcar añadido, apostando por las variedades de bajo contenido en azúcar o sin azúcar.

En este sentido, la guía de la Fundación Edad&Vida, en línea con los criterios establecidos por la European Food Safety Authority, recoge que una ingesta diaria adecuada de líquidos incluye, de forma general, 2 litros para las mujeres y 2,5 litros para los hombres distribuidos a lo largo del día.

De estos, aproximadamente el 80% tendría que proceder de las bebidas, incluida el agua, y un 20% de los alimentos. En el caso de las bebidas, es recomendable controlar el azúcar añadido de las mismas.

Asimismo, el aumento del consumo de frutas, verduras y ensaladas ayuda a mantener una adecuada hidratación y cuando son ingeridas diariamente contribuyen a prevenir enfermedades cardiovasculares e intestinales.