El Mancha que preside ha adquirido cinco nuevas furgonetas al objeto de renovar el parque de vehículos y sustituir aquellas que se encontraban en peor estado.

La delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha destacado en el acto de presentación que esta adquisición “permitirá mejorar la seguridad del trabajador y la eficiencia en la conservación de las carreteras de titularidad regional que existen en la provincia de Ciudad Real”.

Olmedo, que ha estado acompañada por el director provincial de , , ha resaltado que “mientras en toda la legislatura pasada se adquirieron únicamente dos furgonetas, el ha realizado la compra de cinco nuevos vehículos en tan solo dos años y medio, lo que supone un 250% respecto al anterior Ejecutivo regional.

El presupuesto destinado para la compra de un total de 27 nuevos vehículos para la región ha ascendido a 352.960,47 euros, y a ello hay que sumar otros 20.000 euros en la rotulación de dichos vehículos y en la dotación de elementos de señalización luminosa.

Conservación de 1.800 kilómetros de carreteras

Por su parte, el director provincial de Fomento ha informado que las Brigadas de Conservación de Carreteras de la provincia de Ciudad Real están compuestas por 102 profesionales que trabajan en los ocho centros de trabajo ubicados en Ciudad Real, del Campo, Malagón, , , y de los Infantes, además del laboratorio que encuentra en la capital.

A los recursos humanos hay que añadir diversa maquinaria y vehículos integrada por 21 camiones, diez de ellos dotados de equipo de viabilidad invernal para hacer frente a las inclemencias más adversas; 12 máquinas viarias y 40 vehículos ligeros.

Para concluir, Casto Sánchez ha explicado que este equipo compuesto de encargados, conductores, operarios de maquinaria, oficiales de primera y de segunda, peones especializados, vigilante de obras, vigilante de carreteras y personal de laboratorio realiza la gestión de la conservación con medios propios en un total de 1.800 kilómetros de la red de carreteras autonómica distribuida en cuatro zonas de conservación, si bien también se encargan de la gestión y atención de la viabilidad y la gestión presupuestaria para el funcionamiento de los equipos que, entre otros aspectos, ha posibilitado contratar servicios para la eliminación de maleza en la red de carreteras, el suministro de la señalización vertical, la adquisición de cascadas luminosas para vehículos de conservación de carreteras o la adaptación de maquinaria al RD 1215/1997.