En este sentido, ha asegurado que no se puede “mirar para otro lado” ante el cambio climático, aludiendo a que es un problema de presente y no solo de futuro. “Cada uno tiene que verlo dentro de su competencia, como administración, como empresa o como ciudadano”, ha añadido, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Igualmente, ha hablado de los compromisos que marca la Agenda 2030 en relación a las cifras que ofrece el Observatorio de la Sostenibilidad en 52 ciudades españolas y es que la temperatura ha subido el doble que la media mundial en el último medio siglo. “Esto nos tiene que hacer pensar que hay un problema y necesitamos bajar la temperatura reduciendo las emisiones, apostando por las energías renovables y por sistemas de transporte sostenibles y eficientes, por ejemplo”, ha enumerado la titular de Fomento.

Así lo ha pronunciado en la mesa de debate ‘Soluciones de movilidad sostenible en Toledo’ organizada por el diario y Nedgia Castilla-La Mancha en el Palacio de Congresos de ‘El Greco’. Además de la consejera, como invitada, han participado en el acto el director general de Industria, y Minería, ; el gerente de Unauto, ; la secretaria general de Gasnam, ; el responsable de Gran Consumo de Nedgia, ; y la alcaldesa de , .

En relación al transporte por carretera, Agustina García Élez ha manifestado que “hay que hacer que el transporte público sea atractivo” a través, por ejemplo, de descuentos en el transporte. Así, ha expuesto el marco especial que tiene Castilla-La Mancha, una región de 80.000 kilómetros cuadrados y con dispersión poblacional tan grande. La solución, según ha considerado, debe venir de sistemas que “vertebren y cohesionen” grandes ciudades, capitales de provincia con zonas rurales y poblaciones más pequeñas, porque “los ciudadanos tienen la necesidad de acceder a los servicios básicos”.

Hablando de sostenibilidad y de conexión entre puntos geográficos de la comunidad, García Élez se ha referido a las zonales integradas de transporte de la zona del Señorío de Molina (Guadalajara) y en la Serranía de Cuenca, zonas que poseen unas condiciones orográficas más complicadas y necesitan “una apuesta extra”. Ahí es donde juega un papel importante este modelo de transporte por su carácter “eficiente” y porque “combina e integra los usos de transporte escolar con el de uso general”.

La consejera de Fomento ha explicado que “así lo demandan los ciudadanos”, por lo que hay que “aplicar al transporte el sentido común, desde el punto de vista económico y eficiente, dando un servicio al ciudadano que antes no tenía” como mínimo con un servicio de ida y otro de vuelta al día. Del mismo modo, ha considerado que estas medidas contribuyen a mejorar las zonas rurales en aras de “poner freno al despoblamiento”. En otras zonas más pobladas, como pueden ser ciudades del tamaño de Toledo o Guadalajara, sistemas como los Astra habilitan servicios desde estos puntos con municipios de su área de influencia y muy cercanos a .

TOLEDO, ENTRE LAS QUE MEJORES CONDICIONES DE SALUD PRESENTAN

De su lado, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha señalado que una ciudad que cuida su medio ambiente “es una ciudad más sostenible” capaz de amortiguar con mejores resultados la contaminación urbana. De hecho, como ha recordado la responsable municipal, la ciudad se encuentra entre las que mejores condiciones de salud presentan para vivir, según un informe de la , según ha informado el Consistorio toledano en nota de prensa.

Para alcanzar estos resultados, Milagros Tolón ha recordado la apuesta que se ha hecho desde el Ayuntamiento por las energías renovables en todos los ámbitos de la Administración local como el transporte urbano de pasajeros, la iluminación viaria o las zonas verdes con la renovación de la masa arbórea. “En la ciudad hay 80.000 desplazamientos diarios, 9.000 son en autobuses públicos, lo que supone 50.000 litros de consumo”, ha indicado, para explicar que los autobuses públicos hacen 3,3 millones de kilómetros con seis millones de viajeros al año, lo que supone que en cuatro días se da “la vuelta al mundo”.

En este sentido, la alcaldesa ha compartido con los asistentes a esta sesión informativa que el 80 por ciento de la flota de autobuses urbanos de Toledo son alimentados con gas natural, una energía limpia y respetuosa con el medio ambiente. “No debemos olvidar que el gas natural vehicular reduce en un 85 por ciento las emisiones de óxidos de nitrógeno, casi un cien por cien de partículas en suspensión y un 30 por ciento las emisiones de dióxido de carbono que, como bien saben, son los principales contaminantes que afectan a nuestra salud”, ha dicho.

Además, Milagros Tolón ha indicado que desde los ayuntamientos pueden poner su “granito de arena” para que ahorrar y alcanzar la sostenibilidad “sea una realidad” y ha animado a los responsables públicos a que en los próximos años fomenten el transporte público y la sensibilización de la ciudadanía a través de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción que nace del compromiso de los Estados miembro de las , cuyo objetivo principal es velar por la protección de las personas, el planeta y la prosperidad.

De otro lado, Milagros Tolón ha señalado que el Ayuntamiento de Toledo contempla ya en sus ordenanzas fiscales bonificaciones en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, para aquellos vehículos cuya emisión de dióxido de carbono no supere la tasa de 120 gramos por kilómetro, las cuales pueden llegar a ser de hasta el 75 por ciento del impuesto, además de incentivar la implantación de empresas cuyo compromiso sea el uso de energías verdes.

Asimismo, el Ayuntamiento de Toledo ha apostado, por ejemplo, por la extensión de las energías verdes a otros servicios municipales como el tratamiento de aguas residuales, y es que la estación depuradora de Estiviel utiliza ya la luz solar como fuente de energía.

También, como ha apuntado Milagros Tolón, se han incorporado calderas de biomasa en las instalaciones deportivas, se han instalado paneles solares en las cubiertas de numerosos centros municipales y el cien por cien de la electricidad que consume el Ayuntamiento proviene de energías renovables.