La regidora talaverana ha felicitado a Talurgem por la iniciativa, así como a la población por la predisposición a “colaborar y participar para conseguir que Talavera no se pare”, un eslogan que ha dicho que es muy acertado, porque con esta formación existe la posibilidad de “en cuestión de segundos, si sabemos aplicar la técnica correctamente, salvar una vida”.

García Élez ha agradecido la implicación de los profesionales de urgencias y emergencias, así como la Gerencia del Hospital Nuestra Señora del Prado, ya que “ellos están siempre”, pero también “la actuación inicial de la ciudadanía es muy importante en esos primeros segundos” tras una parada cardiopulmonar. “Es una de las iniciativas más bonitas que se han hecho nunca en Talavera, porque al final lo que se está haciendo es regalar vida y que un corazón siga bombeando”, ha resumido.

El esfuerzo común de toda la sociedad talaverana y de la comarca pretende conseguir mantener la reanimación durante 24 horas consecutivas, para lo que se necesitarán 720 participantes que realizarán 140.000 compresiones. Conciertos musicales, formación en desobstrucción de la vía aérea, control de hemorragias o desfibrilador DESA, y pintura de un mural en el escenario, son algunas de las actividades complementarias que acompañan a este día.

Músicos, sanitarios, estudiantes, periodistas, políticos, asociaciones de distinta índole, deportistas, artesanos o miembros de las , han sido parte de los colectivos que durante todo este miércoles han pasado por esta iniciativa.