El vicepresidente segundo del Gobierno regional, , ha asistido a la clausura de las jornadas, organizadas por el (CEDOBI), “80 años de la despedida de las Brigadas Internacionales”; que han tenido lugar del 9 al 14 de abril en la ciudad de Albacete.

Una semana de homenajes, ha destacado el vicepresidente segundo, que “es de agradecer”, pues se recuerda con ellos “y rinde homenaje a esos miles de personas, hombres y mujeres, que viniendo de países que uno nunca creería”, ha continuado García Molina, “vinieron a defender la libertad y la democracia en España frente al auge de un fascismo que se estaba dando en toda Europa, pero que en España nos ha dejado una larga y triste historia”.

Las Brigadas Internacionales salieron de Albacete el 9 de abril de 1938, hace ahora ochenta años. Un aniversario que ha durado una semana, a lo largo de la cual se han organizado mesas redondas con expertos en documentación, presentado documentales y un diario editado por las Brigadas Internacionales; y hasta una aplicación para móviles que guía al usuario a través de la Ruta de las Brigadas Internacionales de Albacete: un recorrido por las calles, edificios y lugares donde estuvieron los brigadistas.

Hoy, en definitiva, “es un día para hacer memoria, para rendir homenaje y también para una cierta reflexión”. Para pensar, ha dicho García Molina, “si aquella lucha y aquel coraje de aquellas personas que vinieron hace ya mucho tiempo, hace más de ochenta años”; y “que se fueron justo hace ahora ochenta años de Albacete, pues todavía está viva en la memoria de la gente y en las ganas de cambiar las cosas de la gente”.