El presidente de -La Mancha, , ha advertido hoy que “no debemos contribuir a que el pueblo catalán sea llevado al abismo por una clase dirigente irresponsable, porque en ese abismo nos arrastran”. Asimismo, y sobre la confusa jornada que se vivió en la tarde de ayer en la Generalitat catalana, García-Page ha asegurado que “quedó claro que el paraíso que algunos prometían era en realidad un abismo”, al que resulta fácil asomarse “pero imposible tirarse, si se está en el sentido común”.

Durante la entrega de las Medallas y Placas al Mérito Artesano de Castilla-La Mancha, un acto celebrado en el ‘Toletvm’ de la capital regional en el marco de la XXXVII Edición de la Feria de Artesanía de Castilla-La Macha, FARCAMA, el presidente regional ha mostrado su decisión a no quedarse de brazos cruzados ante el desafío independentista, y ha apelado a la unidad constitucional “para reconocernos como pueblo”.

Por otro lado, se ha referido a la Constitución del ‘78, “la que más tiempo ha prolongado , la unidad y la modernidad en España”, asegurando que pueden aplicársele muchas mejoras, “pero no cabe una alternativa global” a la misma. Además, se ha felicitado de que España “está demostrando lo que ha sido siempre, una nación plural, diversa, muy tolerante e incluyente, pero también muy firme”.

Así, y tras señalar que existe “opción, esperanza y solución” para el problema catalán, ha asegurado nuevamente que defenderá y apoyará a las instituciones en la aplicación y en la preservación de nuestros derechos como ciudadanos, no sin antes advertir que de la ruptura de un puzzle “no salen dos, sale uno roto”, que solo se puede recomponer con la Constitución española.

Finalmente, ha reivindicado “la unidad en torno a la Constitución, la inteligencia y el entendimiento” al que todos tenemos derecho, y ha sentenciado que la fuerza de este país “no se manifiesta en el ruido, sino en el corazón”.