Cuenca, 20 de octubre de 2017.- El presidente de Castilla-La Mancha, , se ha mostrado hoy convencido de que, gracias al proceso ‘Cuenca In’, la capital conquense podrá contar con alternativas urbanísticas que pueden terminar por sí mismas atrayendo a muchos turistas “y que den mucha vida a una ciudad que requiere de inercia y de inquietud más que de rutinas”.

Así lo ha señalado este viernes tras mantener una reunión en la sede conquense de la (UIMP) con el equipo que está desarrollando diferentes proyectos para mejorar la accesibilidad al casco histórico de la capital conquense. Este encuentro se produce en el marco del Congreso ‘Cuenca On: Nuevas Formas para una Nueva Sociedad. De la utopía a la acción’, que se celebrará hasta el 21 de octubre en la ciudad de las casas colgadas.

“Tenemos una propuesta sobre la mesa que se puede enriquecer y ampliar”, que goza de un presupuesto “que encaja” y que se ha planteado “con mentalidad muy austera y eficaz, donde nadie está derrochando lo más mínimo”, ha asegurado García-Page, antes de garantizar que la financiación no va a ser un problema “porque está ya garantizada. Ése es mi compromiso como presidente”.

Así, ha recordado que hace más de un año el Gobierno regional sugirió y alentó a un grupo de profesionales con una enorme inquietud por Cuenca y su renovación urbanística a pensar sobre su futuro de manera coherente, compatible y muy respetuosa, asegurando asimismo que “el mejor futuro de Cuenca está en su pasado”, y que se trata por tanto de abrirse mental, política y económicamente a nuevas oportunidades.

“Estoy muy satisfecho porque me he encontrado propuestas muy sugerentes, motivo por el cual -ha añadido- le voy a encargar al vicepresidente primero de la Región, conquense de pro, que inicie el diálogo con el resto de las administraciones públicas para poner sobre la mesa proyectos que, siendo consensuados y socialmente muy aceptados, no van a carecer de financiación”.

Finalmente, y tras afirmar que el proyecto goza de un interés que no atiende a partidos políticos “sino a toda la ciudadanía”, ha mostrado su deseo de ir de la mano del Consorcio de la Ciudad para sacar adelante proyectos que pueden significar “un antes y un después” y un punto de inflexión sobre el que apoyar “una nueva época de renovación” que atraerá más turismo, una revitalización comercial y un dinamismo económico extraordinario.

Con estas propuestas “pasamos de la rutina a la inquietud y la creación, y por ello hoy es un buen día para cualquiera que ame el patrimonio y tenga sensibilidad cultural”, ha apostillado, antes de asegurar que está dispuesto a ir con estos proyectos a la sede del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en , y a discutirlo con el . “Ésta es una oportunidad que no podemos pasar por alto. Tiene que ir bien necesariamente”.

El patrimonio como hilo conductor

Por su parte, el vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha destacado que este proyecto utiliza tecnología del siglo XXI y vuelve a una solución en el entorno de la Puerta de Huete, la Puerta de Valencia y de la Puerta Norte de la ciudad “que eran los accesos naturales al casco histórico desde hace muchos siglos”.

La directora del proyecto Cuenca In, , ha explicado que se han presentado varias alternativas “porque la configuración del casco de Cuenca no resuelve la accesibilidad con una sola idea, por lo que hemos presentado un plan viable que tiene como hilo conductor el patrimonio”, y ha añadido que “estamos construyendo la historia del pasado en el presente”.