Natural de (Ciudad Real), era poseedor de la colección de azulejos, objetos de cerámica y retablos cerámicos considerada por los expertos como la más importante de España, por la calidad y la cantidad de piezas, repartidas por diversos lugares del mundo.

Carranza poseía además exposiciones permanentes en cuatro museos, el de en , el Museo Comarcal de Daimiel, los Reales Alcázares y el Centro Cerámico de Triana, ambos en , ha informado la Junta en un comunicado.

Vicente Carranza recibió en 2017, en el Museo de Santa Cruz de la capital regional, la Medalla a la Excelencia Cultural de Castilla-La Mancha de manos del presidente García-Page por su importante labor de mecenazgo y allí reconoció que su mayor sueño había sido siempre atesorar cultura “para devolvérsela al mundo mismo, para mostrársela a la sociedad”.

Este importante coleccionista, artífice de proyectos tan relevantes como el retablo cerámico de la Catedral de la Almudena, recibió también en 2010 la Medalla de Oro de la ciudad de Sevilla y en 2008 la Medalla de Honor de Daimiel, localidad de la que es desde 1995.