El presidente de Castilla-La Mancha, , ha comprometido este miércoles durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Región, el cumplimiento de la totalidad del programa de Gobierno al finalizar la legislatura; un programa que, tal y como ha detallado, se encuentra ejecutado o en fase de ejecución en un 80 por ciento.

“Ha sido posible creando un clima diferente al que había”, ha defendido el presidente regional, frente a la situación de persecución y acoso que caracterizó la legislatura 2011-2015, con “todos los medios en contra”, el tratamiento informativo de la Televisión regional, las relaciones con los sindicatos o la reforma realizada ad hoc en el marco parlamentario castellano-manchego.

Frente a ello, tal y como ha detallado García-Page, “se atiende y se recibe a la gente”, además de ser el gobierno de España que más acuerdos ha firmado con sindicatos, empresarios y con todo tipo de organizaciones. “Incluso tengo que agradecer al PP que están consiguiendo que sea inmune a tantos insultos que recibo todos los días”, ha ironizado el presidente autonómico.

Ley de Participación Ciudadana

García-Page ha agradecido la actitud de los miembros del actual Ejecutivo; un equipo, ha dicho, “que dialoga, que acuerda, moderado, que practica la cercanía y las transparencia” al punto, ha recordado de haber aprobado “una de las leyes más avanzadas en materia de Transparencia”.

En este punto, ha adelantado la agilización de la Ley de Participación Ciudadana que situará a la región entre las comunidades autónomas más avanzadas esta materia, al mismo tiempo que ha abundado en las palabras de reconocimiento hacia los miembros del Gobierno regional, “gente que paga sus impuestos aquí, gente decente y esforzada”.

El presidente de Castilla-La Mancha ha pedido, no obstante, a la oposición que reconduzca la actitud demostrada en la anterior legislatura hacia miembros del y “pida disculpas” a las personas y familias que ofendieron en el paso, caso del exdirector general de Deportes, .

“Soy optimista frente a quienes se apuntan continuamente a la crispación”. Hoy, ha continuado, “se vive con normalidad y con diálogo” y “sólo están crispados los crispadores profesionales”, ha finalizado el presidente de Castilla-La Mancha.

Con todo, el jefe del Ejecutivo autonómico también ha calificado de “difícil” el último año, tanto por la situación política global de España y Castilla-La Mancha -con un Gobierno central en funciones y unos presupuestos regionales que fueron bloqueados en abril de 2017-, como la que ha atravesado el Partido Socialista. Un año que, ha recalcado el presidente de la región, ha propiciado una “acentuación” de las desigualdades y, por tanto, ha aumentado las tensiones territoriales en el país.