El presidente de Castilla-La Mancha, , ha animado hoy a los responsables de la cooperativa consaburense y al resto de cooperativas de la región a acogerse a la nueva convocatoria de ayudas al Fomento de Calidad Agroalimentaria (FOCAL), por valor de 60 millones de euros, que saldrá adelante a principios de 2018, entre enero y febrero, y a la que se sumarán los 120 millones de las dos convocatorias anteriores.

“Espero que lo hagáis y planteéis nuevos proyectos”, ha señalado el presidente, antes de asegurar que van a encontrar ayuda del Ejecutivo que preside “porque nos interesan empresas como ésta, que vayan creciendo y que repartan el resultado”. En Castilla-La Mancha, ha añadido, “no va a faltar dinero” para la creación de empleo o la instalación de nuevas empresas, también en el sector agroalimentario, donde muchas de las ayudas europeas que existen “están teniendo un retorno tremendo”.

De esta forma lo ha señalado este viernes en (), durante la inauguración de la nueva planta de productos de gama ‘unifeed’ de Avicon, cooperativa de referencia a nivel regional y nacional en la producción de compuestos para la producción animal que cuenta con más de 900 asociados. Durante el acto, García-Page ha estado acompañado por el presidente de Avicon, ; el presidente de la Diputación provincial de Toledo, ; el consejero de , y Desarrollo Rural, ; y el alcalde de , .

García-Page ha destacado durante su intervención que estamos en la cooperativa más importante en este sector de toda la región, “una empresa que se sitúa entre las diez más importantes de toda España y de la que podemos presumir”.

En este sentido, ha recordado que es tanta su importancia que, si llegase a cerrar, “se crearía un enorme problema estratégico” en la ganadería castellano-manchega, “pues mucha gente depende de ellos por su producto competitivo”, y ha puesto el acento en su “gran trayectoria de crecimiento”, con casi 45 millones de euros de facturación.

“La unión hace la fuerza, en una cooperativa y en España”

Por otro lado, y tras recordar que las últimas cuatro décadas han sido la época de la que “más orgullo” puede sentir España, porque en ese tiempo hemos progresado y alcanzado puestos altos entre los países más prósperos “gracias a un esfuerzo extraordinario de todo el mundo”, ha incidido en que parte de este éxito ha venido de “embarcarnos en Europa”, lo que nos ha permitido competir “en condiciones de calidad, en paz y de manera cohesionada”.

En su opinión, España ha recibido mucho dinero “sin el que no se podría explicar nuestro enorme cambio”, dinero que nuestro país ha sabido aprovechar “muy bien” y que ha revertido en aumento de la riqueza, nuevas industrias o carreteras.

Por ello, ha hecho un llamamiento a seguir “en ese mismo camino” porque, al igual que sucede dentro del modelo cooperativo, “la unión hace la fuerza”. Un mensaje claro que ha lanzado a los independentistas catalanes “que dicen que con la independencia serán más fuertes”, cuando en realidad es nuestra unión con Europa “la que nos fortalece”, ha afirmado.

Asimismo, ha recordado a quienes pujan por salir de España pero no de Europa que su pretensión “es imposible” y que supone una “tomadura de pelo”, además de traer consigo una “extraordinaria” bancarrota económica y social. Por ello, les ha pedido que “no se equivoquen” y que “no jueguen a la frustración colectiva”.

Finalmente, ha subrayado que mientras muchas empresas se están viniendo a Castilla-La Mancha, otras regiones ven cómo empresas “de las que nos hemos sentido todos orgullosos como españoles, comienzan a marcharse”, motivo por el cual ha invitado a seguir por el camino que tenemos “porque nos va muy bien unirnos cuando se trata de defender el interés de todos los españoles”.