Esta medida pretende dilatar el período en el que se puede cobrar la pensión y evitar así las colas que se producen en las oficinas, a finales de mes para este tipo de gestiones, protegiendo así al colectivo de pensionistas y a los empleados de la red comercial de la entidad, ha informado Globalcaja en nota de prensa.

No obstante, se recomienda a los mayores, en particular, y a los clientes, en general, que eviten acudir a las sucursales salvo para cuestiones esenciales y que en su caso sigan estrictamente las medidas preventivas indicadas para la situación de alarma actual.

El nuevo horario de atención al público en la red de oficinas pasa a ser de 9.30 horas a 13.30 horas.

Se recuerda que en caso de la necesidad de disponer de efectivo siempre podrá gestionarse con la tarjeta o la libreta, en la red de cajeros de la entidad, y en todo caso, debe utilizarse como medio de pago prioritario la tarjeta o el móvil, siempre que sea posible.