Según ha informado el portavoz de la (AEMET), Rubén del Campo, a Europa Press, las lluvias han seguido afectando al noreste de la Península y en lo que va de jueves han sumado otros 131 litros por metro cuadrado en Sant Pau de Seguries (); 119 litros por metro cuadrado en Vall de Bianya (Gerona); 113 litros por metro cuadrado en La Pobla de Cervoles () y 92,6 por ciento en Rasquera ().

Asimismo, ha precisado que en las últimas 24 horas, se acumularon 129,8 litros por metro cudrado en San Pau de Seguries (Gerona); 125,6 litros por metro cuadrado en Vall de Bianya (Gerona) y 108 litros por metro cuadrado en La Pobla de Cervolles (Lérida).

“Siguen las precipitaciones intensas aunque la tendencia es que vayan a menos y ahora la atención meteorológica cambiará al extremo sur, donde esta madrugada una granizada entre las 6.00 y las 7.00 horas ha dejado unos 32 litros por metro cuadrado en el de ”, ha comentado el portavoz que añade que se trata de una intensidad “muy fuerte” que incluso en un periodo de 10 minutos cayeron 11 litros por metro cuadrado, lo que supone una intensidad “torrencial”.

En cuanto al viento de ‘Gloria’, que dejó rachas huracanadas, también ha dicho que está amainando ya que la racha más fuerte de esta madrugada se registró en , con 66 kilómetros por hora. También va rebajando el temporal marino y las temperaturas van en aumento.

De hecho, ha destacado que este miércoles tanto la temperatura máxima más alta como la mínima más baja se han producido en el archipiélago canario, con -8 grados centígrados (ºC) el miércoles de madrugada en el Parador de las (Tenerife), que está a 2.150 metros de altura y la madrugada de este jueves, -6ºC. “No es tan habitual esta temperatura dos días seguidos en Canarias a pesar de la altura”, ha valorado.

En cuanto a lo acumulado desde el domingo, cuando ‘Gloria’ empezó a descargar su fuerza, ha señalado que los valores de estos cuatro días cuadruplican o quintuplican la precipitación normal para todo el mes de enero. De hecho, ha apuntado los datos de (), con 433 litros por metro cuadrado; LLuc (), 319 litros por metro cuadrado; Vall de Bianya (Gerona), 365 litros por metro cuadrado y, en general en todo Gerona las lluvias son cuatro o cinco veces más de lo normal en el conjunto de enero.

“Gloria ya se fue pero, ahora, hasta el sábado, seguirán las bajas presiones en el suroeste y los avisos de lluvias se trasladan al suroeste peninsular desde este jueves por la tarde, mientras en Cataluña y sur de Aragón las precipitaciones irán cesando o perdiendo intensidad”, ha añadido.

De hecho, ha explicado que el riesgo importante (aviso naranja) por lluvias afectará a Málaga, donde la precipitación prevista este jueves es superior a 30 litros por metro cuadrado a lo largo del día, en forma de chubascos fuertes, igual que en buena parte de , y . No obstante, ha avisado también por aludes al noreste peninsular, en particular al Pirineo central, a consecuencia de las intensas nevadas de estos días.

“No parece que vaya a llover tanto como con ‘Gloria’ sino que serán precipitaciones puntualmente fuertes, más que persistentes”, ha pronosticado. De hecho, limita las acumulaciones a 40 o 50 litros por metro cuadrado en 12 horas, frente a los hasta 120 litros por metro cuadrado en 12 horas en el noreste.

VIERNES A DOMINGO

En concreto, ha pronosticado que este viernes lo más destacado estará en el suroeste y aunque puede llover en buena parte de la vertiente atlántica, en Extremadura, sur de y , , oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía.

“Las más fuertes serán en Andalucía occidental y sur de Andalucía, así como en el oeste del sistema central (norte de Extremadura, sur de Castilla y León) y también podría llover algo en y ambas Castillas”, ha insistido.

Del Campo no descarta que, de madruga, se pueda producir algún chubasco residual en el nordeste ni lluvias este viernes en Canarias, mientras que no se esperan en el resto del país, más que algunos cielos nubosos y nieblas en el este de la Península.

En cuanto a la cota de nieve del viernes, espera que suba al entorno de los 1.200 a 1.500 metros, “relativamente alta”, y que las temperaturas no experimenten cambios o sigan con valores normales para la época y heladas en el interior del norte e interior del este.

Respecto al fin de semana, ha adelantado que seguirán las precipitaciones en el suroeste peninsular y de nuevo lloverá en general en la mitad occidental y, especialmente, en la meseta sur y Andalucía occidental.

También podría llover en el resto de la mitad occidental, en Galicia, en el Cantábrico, norte de Cataluña, puntos de Baleares y se prevén chubascos en Canarias, con una cota de nieve generalizada entre 1.200 y 1.500 metros de altura.

En concreto, ha precisado que el sábado puede haber nieblas más extensas y que las temperaturas sigan sin cambios mientras que el domingo la situación tienda hacia la estabilidad, con algo de lluvia en Baleares y “poco más”.

Sin embargo, la estabilidad durará poco puesto que ha avanzado que el mismo domingo llegará otro frente por el noroeste que al final del día llevará lluvias a Galicia, y León, que serán intensas en las Rías Bajas gallegas. En esa jornada también volverán las nieblas persistentes a los valles del interior de la Península, subirán las temperaturas diurnas pero bajarán las nocturnas.

De este modo, los termómetros entre el viernes y el domingo marcarán máximas de 10 a 11ºC y mínimas de 2 a 4ºC en Madrid; en Barcelona, máximas de 15 a 17ºC y mínimas de 7ºC; en Sevilla esperan máximas de 15ºC y mínimas de 8ºC; en esperan máximas de 16ºC y mínimas de 5 a 7ºC; en (), alcanzarán unos 14ºC de máxima, pero la mínima quedará en apenas 5ºC.

Por su parte, en este fin de semana las máximas oscilarán entre 8 y 12ºC y las mínimas estarán entre 0 y 2ºC; parecidas a las de , donde las máximas serán de unos 8ºC y las mínimas de 2ºC. En , por su parte, las máximas llegarán a 11 o 13ºC y las mínimas estarán entre -3ºC y -1ºC; muy diferentes a los valores previstos en Las Palmas, donde se alcanzarán unos 22ºC de máxima y las mínimas bajarán a 15ºC.