El va a invertir más de 120.000 euros en la recuperación medioambiental de la superficie afectada por el incendio de de Altobuey que tuvo lugar el pasado mes de agosto y que afectó a 1.040 hectáreas de superficie eminentemente forestal, de ellas unas 600 de monte público.

Así lo ha afirmado esta mañana el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, , durante una visita a la zona, acompañado por el alcalde de Campillo de Altobuey, .

Cuadrado ha explicado que el Gobierno regional ha llevado a cabo el deslinde del monte, lo que ha permitido delimitar la zona de actuación, evaluar los daños y analizar la intervención que hay que acometer. Un primer paso fundamental en el plan de recuperación que ha supuesto una inversión de 12.000 euros.

Tras esto han comenzado los trabajos de regeneración bajo la coordinación de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Estas laborales, a las que la Junta va a destinar alrededor de 80.000 euros procedentes de los aprovechamientos de la madera, van a consistir en la corta y retirada de la madera quemada y en potenciar la regeneración natural de la vegetación con actuaciones de defensa del suelo, tratamiento de plagas, etc., ya que en principio no es necesaria la repoblación. Además, se van a podar los árboles y arbustos que, sin llegar a quemarse, se vieron afectados por el fuego.

Por último, la Junta de Comunidades invertirá 30.000 euros del denominado “fondo histórico de mejora forestal” en obras de acondicionamiento de caminos y otras infraestructuras públicas que resultaron dañadas por el incendio.

El director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural también ha anunciado que se ha llevado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Campillo de Altobuey para que toda la leña que se produzcan a consecuencia de los trabajos de limpieza del monte pueda ser aprovechada por los vecinos.

Labores de prevención

Finalmente, Cuadrado ha informado de que, una vez terminada la campaña de incendios, la empresa pública ha retomado los trabajos selvícolas para reducir el riesgo de incendios forestales en la provincia de Cuenca y en el conjunto de Castilla-La Mancha.

En este sentido, ha recordado que gracias al esfuerzo del Gobierno regional, los trabajadores de GEACAM son contratados durante todo el año, lo que permite que haya cuatro meses de campaña de incendios y ocho meses de trabajos de prevención.