“Una media de 93.000 euros por taller y de 11.000 euros por alumno/a que son la prueba evidente de la importancia que le da el a la cualificación y a la búsqueda de oportunidades para las personas en un momento vulnerable de sus vidas”, tal y como ha destacado la consejera y portavoz del Ejecutivo regional, .

En este sentido, Fernández ha valorado la colaboración institucional existente. “Queremos agradecer la gran implicación de los ayuntamientos y de las entidades que solicitan estos talleres, ya que sin la cooperación de las instituciones y del tercer sector este modelo no sería posible, y es que en una región tan extensa como la nuestra se hace imprescindible la colaboración municipal”, ha apuntado.

En concreto, el resumen de las propuestas incluye a 117 entidades locales y 3 entidades sin ánimo de lucro —dos en Ciudad Real y una en Cuenca— que suman 972 alumnas. En un análisis por provincias, Albacete ha presentado 23 programas para 188 personas; Ciudad Real por su parte suma 29 proyectos y 240 alumnos y alumnas; Cuenca y Guadalajara coinciden en 13 proyectos y 104 beneficiarios en cada caso; y, por último, la provincia de presenta 42 proyectos para un total de 336 alumnos, ha informado la Junta en nota de prensa.

Tal y como ha valorado Blanca Fernández, “la finalidad de estas ayudas es facilitar la adquisición de competencias profesionales a las personas trabajadoras desempleadas, aumentando así su empleabilidad y facilitando su inserción laboral”.

De entre los colectivos prioritarios para participar en los programas, esta convocatoria se destina preferentemente a personas desempleadas mayores de 45 años con responsabilidades familiares y procedentes del sector de la construcción y afines.

PROYECTOS SUBVENCIONABLES

En cuanto a los proyectos subvencionables, Fernández ha detallado que el trabajo efectivo inherente a los programas deberá desarrollarse preferentemente en las siguientes actuaciones de interés general o social: patrimonio arqueológico o histórico; vivienda social; renovación de zonas verdes, eficiencia energética o inversiones productivas, entre otras.

Respecto a los costes subvencionables y la cuantía de las subvenciones, el cálculo para sufragar los costes de formación profesional para el empleo y formación complementaria durante el desarrollo del programa se efectuará por hora de formación del alumno o alumna y por módulos; unos módulos que para el primero de los casos —módulo A— se compensarán los costes salariales del personal técnico-administrativo y docente que hayan sido seleccionados y contratados para el programa, incluidos los originados por las cuotas a cargo del empleador a la Seguridad Social por todos los conceptos, desempleo, fondo de garantía salarial y formación profesional; mientras que con el módulo B se compensarán los gastos de formación y funcionamiento.

También se subvencionan los gastos salariales derivados de los contratos para la formación y el aprendizaje que se suscriban con los alumnos trabajadores participantes en los programas de formación en alternancia con el empleo, con el importe equivalente al salario mínimo interprofesional anualmente establecido, incluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

Asimismo, se subvencionarán la totalidad de las cuotas a cargo del empleador, correspondientes a la Seguridad Social, Fondo de Garantía Salarial, Formación Profesional y desempleo, establecidas para dichos contratos en su normativa específica.

MÁS DE 70 MILLONES EN FOMENTO DEL EMPLEO

La consejera y portavoz ha resaltado la apuesta del Gobierno que preside por la formación y el empleo con más de 70 millones invertidos solo en las últimas semanas, no en vano ha dejado claro que “el empleo es uno de los objetivos más importantes de la legislatura, por ello seguiremos invirtiendo en empleo: la semana pasada les informé de los 2,5 millones de euros para la conversión de contratos temporales en indefinidos, y como saben, hay dos planes de empleo encima de la mesa: el plan de empleo, cuya estimación es de unas 8.000 contrataciones, y el Plan de Empleo por la Igualdad para unas 800 mujeres.

Para concluir, Fernández ha reiterado que “desde el Gobierno de Castilla-La Mancha queremos continuar impulsando la economía y generando confianza como hasta ahora, sin olvidarnos de la población más vulnerable”.