La consejera de Bienestar Social, , ha mantenido en Albacete una reunión con el presidente de la , , para perfilar el desarrollo que el próximo año 2018 tendrá el que la propia consejera ha calificado como “uno de los programas más interesantes y más importantes para las personas mayores en nuestra región”: el de Termalismo Social.

Sánchez ha detallado que se trata de un programa que sigue incrementándose cada ejercicio: Ccomenzó con 3.000 plazas; en este año 2017, han sido 3.500 plazas y, la propuesta que está incluida en los presupuestos de 2018, es incrementar en 1.500 para llegar a las 5.000 plazas de Termalismo Social en los nueve balnearios de nuestra región”, ha apuntado.

La consejera ha explicado que “todas las terapias hidrotermales están teniendo resultados muy positivos en las personas mayores, con el envejecimiento que llamamos ‘activo’, de calidad, de salud y, además, tiene beneficios después de haber disfrutado de ese tiempo en los balnearios”.

El programa de Termalismo Social permite mantener “alrededor de 600 puestos de trabajo directos de todos los balnearios y más de 1.700 indirectos”

Desde el Ejecutivo Autonómico no se pierde de vista el hecho de que este programa, además de ser muy beneficioso para los mayores que disfrutan de él, tiene un importante valor a la hora de aportar riqueza en el entorno en el que se enclavan los balnearios, aportando una fundamental dinamización económica y también laboral.

Por ejemplo, Sánchez ha señalado que “el incremento es importante porque ahora mismo este programa permite mantener alrededor de 600 puestos de trabajo directos de todos los balnearios y más de 1.700 indirectos; hablamos de crecimiento para los balnearios, pero también de la riqueza económica del entorno en el que están ubicados esos balnearios”.

Los balnearios ‘respiran aliviados’ con la vuelta de este programa tras años complicados en los que tuvieron que aminorar plantillas y ampliar épocas de cierre

Justo Losa ha recordado aquella primera gran etapa del programa de Termalismo Social que tuvo como protagonista al actualmente presidente de Castilla-La Mancha, García-Page, entonces consejero de Bienestar Social. Las plazas ascendían a 11.500 y esa actividad resultaba fundamental para los nueve balnearios de la región que, con la interrupción del programa a la llegada del Gobierno regional anterior a éste, vieron cómo tenían que prescindir de empleados y cerrar más tiempo del que venían haciendo:

“Lo hemos pasado mal… yo en mi balneario en concreto (soy el dueño del balneario de Benito, en Reolid) cuando estaba el programa de termalismo solamente cerrábamos un mes, y hace siete años (cuando se acabó este programa) teníamos que cerrar tres meses o más porque no teníamos gente… Ya el año pasado recuperamos, y este año ya voy a cerrar dos meses nada más; anivel de empleo es fundamental… yo antes tenía 95 trabajadores y, al quitar este programa, pasamos a 60; ahora ya tengo ochenta y tantos otra vez, y es muy importante”, ha contado el presidente de la de Castilla-La Mancha.

Aurelia Sánchez ha explicado que este año ha habido un incremento muy importante de demanda que ha llegado superar la oferta: “Se han ofrecido 3.500 plazas y se han registrado más de 5.000 solicitudes, motivo por el cual el Gobierno ha propuesto para 2018 esas 5.000 plazas que poner a disposición de nuestros mayores”, todo con el fin de que puedan beneficiarse de este programa en alguno de los nueve balnearios que hay en Castilla-La Mancha y que tiene vocación de seguir creciendo (hasta, ojalá, superar aquellas 11.500 plazas de hace unos años).