El ha abonado un nuevo pago de las ayudas a la reestructuración del viñedo en las cuentas de 346 viticultores de la región por importe de 4,2 millones de euros y que servirán para la reconversión de 1.100 hectáreas para que se adapten a las nuevas variedades que piden los consumidores.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha puesto de manifiesto de manera previa a un encuentro que ha mantenido esta mañana con los alumnos del curso de Título de Posgrado en Comunicación Agroalimentaria organizado por APAE () y que hoy han visitado las instalaciones de la sede del ente público de CMMedia.

Con este nuevo pago realizado este viernes, el Ejecutivo ha abonado ya 12,1 millones de euros para más de mil viticultores y 3200 hectáreas en lo que va de campaña, desde octubre del año pasado, haciendo frente a los compromisos adquiridos.

Martínez Arroyo ha agradecido a los viticultores que estén apostando por la innovación y las variedades más solicitadas por los propios consumidores, porque son al final ellos quienes deciden qué producto elegir.

En este sentido ha indicado que las “señales” que ha mandado el Gobierno en esta reorientación del viñedo por nuevas varietales están “teniendo efecto” y actualmente Castilla-La Mancha puede presumir de “contar con todas las varietales de vino que están demandando los consumidores en cualquier rincón del planeta”, algo que “es la clave”, ha subrayado.

Además, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha podido cambiar impresiones hoy con los 11 alumnos que se están formando en comunicación agroalimentaria, entre los que se encuentran periodistas y profesionales del sector agroalimentario, como tecnólogos de alimentos, ingenieros agrícolas o veterinarios.

A todos ellos les ha trasladado la importancia de la comunicación para hacer llegar al consumidor el valor y la calidad de los productos agroalimentarios de Castilla-La Mancha, contando su historia, destacando las 43 figuras de calidad existentes y que son la “tarjeta de presentación” de la región en el mundo.