Sevilla, 15 de noviembre de 2018.- El mayor reto, el “más importante que tiene España desde el punto de vista territorial es repoblar la España interior”, esa parte del país, en la que se encuentra Castilla-La Mancha, donde la gente se marchó fuera, a zonas de costa o a otros puntos, “en muchas ocasiones, empujada por el agua que también se nos iba”, para que regresen al medio rural, a los pueblos y “convencer” a los que viven en las ciudades de que “esto es necesario”.

Estas palabras las ha pronunciado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante su participación esta tarde en un debate nacional sobre el papel de los territorios rurales que bajo el título ‘Sin pueblos no hay futuro’, organiza la Red Española de Desarrollo Rural (REDR), en Sevilla y que quiere servir como un espacio de reflexión y debate en el que exponer, analizar y discutir diferentes iniciativas regionales, nacionales y europeas relacionadas con las posibilidades económicas y sociales de invertir en las zonas rurales, y servir como punto de partida para establecer un diálogo sobre el futuro de las áreas rurales en el proyecto territorial nacional.

Martínez Arroyo ha dicho que es el momento de convencer al medio urbano de que el medio rural debe contar con población otra vez, algo que, ha desgranado, se puede hacer desde dos puntos de vista.

Por un lado, que las personas que están en los pueblos sigan “ejerciendo el liderazgo”, como se está desarrollando actualmente con metodologías como la Leader, a través de los Grupos de Desarrollo Rural, y por otro, “seduciendo a quienes viven en las ciudades a que hay que destinar parte de los presupuestos al medio rural para que esté vivo”.

Y es que “si no hay futuro para nuestros pueblos”, ha dicho, “no hay futuro para nuestro país”.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, ha intervenido esta tarde en la mesa redonda sobre las medidas para evitar el despoblamiento, dentro de esta jornada nacional, la cual ha estado moderada por el presidente de la , , y en la que ha estado acompañado por la secretaria general de Vivienda de la junta de Andalucía, ; la consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del , ; y el presidente de la Diputación de , .

Así, ha explicado que es un buen momento de hablar del futuro de nuestros pueblos y ha indicado que en Castilla-La Mancha “se ha tomado la decisión correcta, porque el futuro del medio rural tiene que basarse en un enfoque territorial de aproximación de territorios, para resolver los problemas de los territorios y hacer que cada vez más gente decida voluntariamente quedarse a vivir en los pueblos, que es el mayor reto que tenemos enfrente”.

Y se ha hecho dando autoridad de decisión a los 29 Grupos de Desarrollo Rural, con el método Leader como herramienta de colaboración para mejorar la gobernanza rural y, siendo el único instrumento que ha trasladado la toma de decisiones en materia de financiación europea a nivel local”, siendo las zonas rurales las que han asumido la responsabilidad de decidir y diseñar su propio entorno de vida y laboral. “Hemos sido valientes y llevado la democracia hasta el límite”, ha explicado.

De esta manera, ha indicado el compromiso del Gobierno con la gente de los pueblos, porque “son ellos los que tienen que tomar las decisiones”, apostando por un enfoque territorial en vez de sectorial y abogando para que se iguale la realidad del medio rural y el urbano.

De ahí la apuesta del Ejecutivo de por una Ley de Desarrollo Rural Territorial, en la que entre otras cosas, se establecerán servicios públicos como derechos o se garantizará una red de telecomunicaciones eficiente.

El medio rural ante el entorno de la nueva PAC 2021-2027

En relación a las negociaciones de la PAC para el periodo 2021-2017, el consejero de Agricultura Medio Ambiente y Desarrollo Rural se ha referido a la necesidad de que se den nuevos pasos y concretar y que las administraciones se impliquen con las personas que viven en el medio rural y garantizar que los recursos públicos vayan dirigidos a quienes “realmente están jugándosela”, los agricultores y ganaderos, y que además “viven en los pueblos”.

Así, ha recordado que en todas las comunidades autónomas existen ayudas para la industria agroalimentaria y tanto las que están en el medio urbano como en el rural reciben los mismos recursos. Y es el momento, en la PAC, de dar los pasos adecuados para que los recursos se dirijan realmente a “quien está comprometido con el territorio”.

Es por ello que ha recalcado que “no vale el café para todos” ni un planteamiento “poco valiente”, porque lo que hay en la actualidad “no resuelve los problemas de la gente”.

En el foro que se ha desarrollado hoy en Sevilla y en el que ha participado Castilla-La Mancha, se ha contado con más de 600 participantes procedentes de cargos públicos municipales y comarcarles, o miembros de las juntas directivas de los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) de toda España, que en el caso de Castilla-La Mancha han estado representados a través del presidente de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural, , José Juan Fernandez; el presidente de Fadeta, y responsables de GDR de la región, además de los directores provinciales de Cuenca y Guadalajara, y , respectivamente.