Los técnicos del se van a poner en contacto con el Ayuntamiento de Herencia para asesorarles en la tramitación del expediente para declarar Bien de Interés Cultural las pinturas rupestres de “La Rendija”, según se acordó en la reunión que la delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Olmedo, mantuvo con el alcalde, Sergio García-Navas, en el consistorio herenciano.

Las pinturas se hallan en una quebrada del terreno de la y se corresponderían por similitud y antigüedad con las localizadas en Sierra Madrona. Sin embargo, las de La Rendija son una manifestación de pintura esquemática única en la comarca natural de La Mancha y de ahí el interés del Ayuntamiento de Herencia por su catalogación, conservación y divulgación.

La representante del en la provincia de Ciudad Real señaló que los técnicos de la Consejería de Educación Cultura y Deportes ya están valorando el estado en que se encuentran las pinturas y reiteró que por parte del Gobierno regional están a disposición del Ayuntamiento y del propietario de la finca para ayudarles a recopilar la documentación que precisa toda declaración de Bien de Interés Cultural.

Dentro también de las cuestiones de índole cultural, el alcalde solicitó a Olmedo la colaboración económica del Gobierno de Castilla-La Mancha para acometer la restauración de las pinturas al fresco de la ermita de La , conocida popularmente como de La Labradora, que datan de 1760.

Asimismo, Sergio García-Navas planteó la realización de varias obras de mantenimiento en el centro de salud para mejorar su aspecto interior y exterior y la puesta en marcha de las labores de acondicionamiento del tramo de la carretera CM-3001 que transcurre por la provincia de Ciudad Real.

La CM-30001 es la carretera que une Herencia con Villafranca de los Caballeros. El tramo al que se refiere el alcalde es el que va del casco urbano a la rotonda por la que se accede a la Autovía de los Viñedos desde la semivariante de la CM-420.