El encuentro, que ha tenido lugar en la Consejería de Bienestar Social, ha sentado las bases para proceder a la actualización de la Estrategia contra la Pobreza y la Exclusión Social, un documento que comenzó a redactarse en 2016 y del que el borrador fue entregado en enero de 2017 a la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza EAPN-CLM para su conocimiento y posibles aportaciones.

Este documento se comenzó a elaborar sobre la base de un diagnóstico de situación, que supone una “hoja de ruta” de la acción política para luchar contra la exclusión social de manera transversal desde todos los departamentos del Gobierno regional, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

La Estrategia contra la Pobreza y la Exclusión Social pone el énfasis en la prevención de las situaciones de pobreza y exclusión social, contiene medidas tendentes a su eliminación y prevé el acompañamiento de las personas en situación de vulnerabilidad.

Se estructura en tres ejes de medidas: de choque, preventivas y de mejora de la eficacia, donde resultan “fundamentales” los 38 equipos de inclusión social que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a poner en funcionamiento en los dispositivos de Servicios Sociales de Atención Primaria de la región, en colaboración con los ayuntamientos, dentro de las medidas preventivas.

PLAN DE GARANTÍAS CIUDADANAS

En este sentido, la reunión ha servicio para “acompasar” esa actualización de la Estrategia con el Plan de Garantías Ciudadanas, ya que “se encuadra dentro de los objetivos de la misma”. Dicho plan pretende mejorar la vida de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, reforzando la protección social y económica de las familias que lo precisen.

Asimismo, el Plan de Garantías Ciudadanas establecerá un registro único electrónico como instrumento de apoyo a la gestión y simplificación administrativa de los servicios y prestaciones contemplados, y contiene tres programas: el de garantía habitacional frente a la insolvencia sobrevenida, el programa de garantía de suministros básicos del hogar y un programa de garantía de rentas.

Del mismo modo, contará con una comisión de coordinación y seguimiento que implicará a los departamentos del Gobierno regional que participan en su ejecución, así como una evaluación de la implementación y del impacto del mismo, para lo cual se contará con la experiencia de la .

En la reunión se ha abordado también la necesidad de proceder a la revisión de las medidas que contempla el Plan de Garantías y el presupuesto para su ejecución.