El incremento de menores atendidos responde al aumento de presupuesto y a la puesta en marcha de seis nuevos recursos de Atención Temprana, hasta llegar a los 50, al tiempo que se ha incrementado un 15 por ciento el número de profesionales, hasta los 275, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Además, la Consejería de Bienestar Social trabaja en un decreto de Atención Temprana que ampliará la cobertura hasta los seis años de edad en sus centros, cuando por su gravedad sea necesario, de forma simultánea a la atención que se presta en los centros educativos.

El objetivo es aprobar la nueva normativa para que entre en vigor el próximo curso y su implementación será escalonada, de esta forma, la prioridad será dar continuidad a los menores que actualmente reciben Atención Temprana y la van a seguir precisando, según criterios profesionales.

La intención es asegurar la atención de los niños que en 2018 cumplan cuatro años y, a partir del próximo año, estudiar el procedimiento para las nuevas incorporaciones.

El Gobierno regional trabaja de manera coordinada en materia de Atención Temprana y, para ello, cuenta con una herramienta como es el Acuerdo Marco de Colaboración entre las consejerías de Bienestar Social; Educación, Cultura y Deportes, y Sanidad, suscrito el 12 de julio de 2016, que marca los objetivos de coordinación entre las tres consejerías en ámbitos de actuación compartidos.

Fruto de este Acuerdo Marco, se ha constituido la Mesa de la Atención Temprana, en la que participan las tres consejerías. El objetivo es trabajar en la puesta en marcha del denominado Modelo Centrado en la Familia y el entorno en colaboración con el movimiento asociativo.