El espera que el Gobierno central dé los “pasos” que sean necesarios en materia hídrica para el beneficio de “todos” los ciudadanos y para “cumplir con los compromisos medioambientales con ”.

De esta forma se ha manifestado hoy en la localidad toledana de el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, al ser preguntado por los medios de comunicación sobre la posibilidad de elevación del mínimo trasvasable de los embalses de cabecera de Entrepeñas y Buendía de 400 a 600 hectómetros cúbicos, como apuntan desde la región vecina de .

Según Martínez Arroyo, en caso de que así fuera, sería “una excelente noticia” que implicaría varias cuestiones. Para empezar, ha explicado, “no se podría hacer un trasvase en este momento” y “se trasvasaría menos de la mitad del agua de la que se trasvasó el año pasado”.

Además, elevar el mínimo en los pantanos de cabecera “sería una garantía más para priorizar la cuenca cedente frente a la receptora” y es algo, ha recalcado, “que no es que lo diga Castilla-La Mancha, es que es obligatorio en cumplimiento de la normativa ambiental y de la directiva marco del agua”.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha asegurado que el Gobierno central “está estudiando distintas posibilidades” y ha dicho que “cada vez más, los regantes del Levante son conscientes de que a partir de ahora su futuro pasa por la utilización de las desaladoras”.

Según ha continuado, “es bueno que sea así”, ya que se trata de unas infraestructuras que “pagamos en su día en su momento y deben servir para regar en el Levante”.

En esta misma línea, se ha referido a que “no puede entenderse que con el agua de Castilla-La Mancha se esté generando desarrollo económico en otra tierra cuando no se cuenta con la cuenca cedente”.

Francisco Martínez Arroyo ha resaltado que “está cambiando la forma de entender el agua en Madrid y eso siempre es muy bueno no solo para Castilla-La Mancha, sino para el conjunto de los ciudadanos y para cumplir con nuestros compromisos medioambientales con la Unión Europea”.