(Guadalajara), 24 de febrero de 2018.- El Gobierno regional, a través de la Consejería de Fomento, la Mancomunidad del Tajuña y la (CHT) han acordado las medidas necesarias para evitar el desabastecimiento de los municipios del Tajuña, pues aunque no se esperan problemas de abastecimiento para lo que queda de invierno y la primavera de este año, se trabaja para evitar posibles restricciones de agua de cara al verano, cuando la población y el consumo de la Mancomunidad crecen notablemente.

Uno de los principales asuntos tratados en la última reunión del de este sistema, ha sido la situación del río Tajuña y el embalse de La Tajera, ya que a pesar de las últimas lluvias y nieve caída en la zona, la situación apenas ha mejorado respecto a meses pasados, es más, dicho embalse sigue descendiendo de nivel, encontrándose actualmente con unas existencias de apenas tres hectómetros cúbicos, lo que supone poco más del cinco por ciento de su capacidad total y apenas el tres por ciento de su capacidad útil. A pesar de ello, sí se ha constatado un incremento de las aportaciones de agua de dicho embalse, por lo que es de prever que el descenso de agua embalsada se amortigüe en lo sucesivo.

En este sentido, se ha acordado tomar distintas medidas entre las administraciones y entidades implicadas. Así, por parte de la Consejería de Fomento, a través de la entidad pública Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, IACLM, como gestora del sistema de abastecimiento, se llevarán a cabo la perforación de un sondeo de aguas subterráneas en las inmediaciones de la captación actual, sujeta a la correspondiente autorización de la CHT; se adaptará la capacidad del bombeo a los caudales que lleguen por el río Tajuña a la actual captación de agua; y se va a llevar a cabo un dragado del fondo del azud en donde se encuentra la actual captación de agua, a fin de dotarle de mayor capacidad de almacenamiento de agua; una operación que ya ha obtenido la autorización ambiental y de la CHT.

Por otra parte, también desde IACLM se va a llevar a cabo la detección de fugas y su reparación en la red de tuberías en alta, es decir, desde la potabilizadora hasta los depósitos municipales, para reducir las pérdidas de agua; Y se van a reparar los depósitos de agua de Mazuecos y Mondéjar, que presentan algunas pérdidas de agua.

Por parte de la Mancomunidad del Tajuña, y sus municipios, se va a trabajar para reducir las pérdidas de agua en sus redes municipales -desde los depósitos hasta las viviendas-, priorizando aquellas poblaciones que presentan más fugas en sus tuberías. Asimismo se va a llevar a cabo una campaña de sensibilización ciudadana para un consumo razonable del agua. Y en caso de ser necesario, se pondrán en funcionamiento algunas captaciones municipales- manantiales o pequeños pozos- para reforzar el abastecimiento mancomunado.

En lo que respecta a la CHT, se le ha solicitado que, salvo que exista una considerable mejoría en la situación del río Tajuña y el embalse de La Tajera, no permita el uso de sus aguas para otros destinos distintos del abastecimiento a poblaciones y el mantenimiento del caudal ecológico mínimo a lo largo del cauce. Asimismo, se le ha solicitado que controle adecuadamente que no se produzcan detracciones de agua para otros usos distintos al abastecimiento a poblaciones a lo largo del río que puedan minorar su caudal y, en consecuencia, puedan perjudicar el suministro de agua de la Mancomunidad.

Coordinar actuaciones

Esta es la segunda reunión que se celebra de este Comité de Sequía constituido el pasado 22 de noviembre de 2017, después de que la CHT declarase el estado de emergencia de este sistema hidrológico, como consecuencia del bajo nivel del embalse de La Tajera, que regula en cabecera al río Tajuña, que suministra a las poblaciones englobadas en esta Mancomunidad.

Este Comité, compuesto por representantes de la Consejería de Fomento (a través de la entidad pública Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha), la Mancomunidad del Tajuña, la CHT y la empresa gestora del abastecimiento, se seguirá reuniendo en los próximos meses con el fin de hacer un seguimiento de la situación hidrológica y de las medidas adoptadas en esta reunión, hasta que se supere la actual situación de emergencia en el río Tajuña. Además coordina las actuaciones a adoptar por cada administración participante para evitar posibles restricciones al suministro de agua potable a las poblaciones que la componen.

La Mancomunidad del Tajuña se conforma por 37 núcleos de población de la provincia de Guadalajara, con 24.974 habitantes censados, que alcanzan los 40.000 en verano, entre los que se encuentran: Romanones, Aranzueque, Hontoba, Loranca de Tajuña, Lupiana, Horche, Yebes, Valdarachas, Pozo de Gudalajara, Pioz, Chiloeches, (Guadalajara), Armuña de Tajuña, Tendilla, Renera, Valdeconcha, Fuentelencina, Pastrana, Escopete, Escariche, Fuentenovilla, Pozo de Almoguera, Yebra, Albares, Almoguera, Mazuecos, Driebes, Mondéjar, Atanzón, Valdeavellano, Valfermoso de Tajuña, (Brihuega), (Yebes), Fuentelviejo, Moratilla de los Meleros y Hueva.