Con el chupinazo, el pasacalles de gigantes y cabezudos y el pregón, que corrió a cargo de , arrancaron anoche las fiestas de San Mateo 2019 en la localidad toledana de Gerindote. Un inicio de fiestas que contó con la participación del delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, quien reiteraba el compromiso del “con las tradiciones de nuestros pueblos”.

El delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, que, acompañado por la alcaldesa de esta localidad, , y la vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social de la Diputación, entre otras autoridades, asistió al pregón inaugural, destacaba cómo las fiestas de nuestros pueblos son “un buen momento para que sus vecinos se reencuentren y disfruten del buen ambiente que reina estos últimos días de septiembre en tantos municipios de la provincia”.

Úbeda ha valorado la importancia que tienen estos actos para los habitantes de Gerindote, ya que les sirven “para compartir y disfrutar de unos días que preparan y esperan a lo largo del año convirtiéndolas, como sucede resto de fiestas de los pueblos de Toledo, en una seña de identidad de la provincia”.

Tras la lectura del pregón, la velada continuó con la coronación de la reina y las damas juveniles, las reinas infantiles y los misters de las fiestas y culminó con el castillo de fuegos artificiales.

Los actos de anoche dan paso a tres días de numerosas actividades, en las que destacan la misa en honor de San Mateo y la procesión, el día del niño, el baile del montadito, el encierro infantil o la paella popular.

Por último, Úbeda trasladó a las vecinas y vecinos de Gerindote el deseo del Gobierno regional de que disfruten de “unas merecidísimas fiestas de San Mateo”.