En declaraciones en la sede de la CEOE para explicar los detalles del proyecto de Presupuestos para este año, la ministra ha trasladado su “apoyo” a los gobiernos regionales para que solucionen el conflicto. “Lo que sí tienen es todo el apoyo del ”, ha señalado.

Así, Montero ha incidido en que las competencias en esta materia ya están transferidas a las comunidades, las cuales comparten con los ayuntamientos, por lo que ha indicado que el Gobierno “será respetuoso” con este reparto de tareas.

Preguntada sobre si el Ejecutivo ha derivado un problema nacional a las distintas administraciones regionales, Montero se ha defendido diciendo que las respuestas al conflicto “tienen que ser distintas dependiendo del entorno”.

La solución pasa, para ella, por que se regule la competencia entre los distintos sectores “con el menor daño posible”. “Se deben restablecer las reglas del juego que permitan la convivencia de los sectores”, ha añadido.

La ministra también ha condenado “cualquier caso de violencia o situación que vaya más allá de una manifestación pública”, al mismo tiempo que ha hecho un “llamamiento a la responsabilidad”.