El , a través de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, convoca ayudas públicas destinadas a financiar los gastos de personal y de mantenimiento de los centros de educación infantil dependiente de entidades sin ánimo de lucro y de las escuelas de educación infantil pertenecientes a las entidades locales.

Estas ayudas para mantenimiento de centros y escuelas infantiles de 0 a 3 años están cifradas en torno a 3,2 millones para garantizar al menos 9.000 plazas en escuelas infantiles y beneficiar a más de 9.000 familias en Castilla-La Mancha. “Con estas ayudas, ha indicado Fernández, se consiguen dos objetivos, por un lado, mantener una red de 0 a 3 años de calidad y, por el otro, con ayuda de la Junta, reducir el coste para la familia de este servicio”.

La novedad más importante en las dos últimas convocatorias es que la cuantía de la subvención está en función no sólo del número de plazas atendidas, sino que se tendrá en cuenta también, y esta es la novedad, los servicios de aula matinal y de comedor que se presten y la impartición del primer ciclo completo de la educación infantil. De esta forma, tal y como ha destacado Fernández, el Gobierno del presidente pretende favorecer a las entidades que prestan mayores servicios a la ciudadanía.

Cabe recordar que, en el año 2018, se concedieron 21 subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para el mantenimiento de centros de Educación Infantil que sumaron un total de 211.550 euros. En base a estas cifras, la consejera y portavoz ha estimado que esta convocatoria de ayudas, que cuanta con un presupuesto de 225.000 euros, beneficiará aproximadamente a 22 entidades que se traduce en la atención a unas 900 familias.

En ese mismo año, las subvenciones concedidas a los ayuntamientos para el mantenimiento de escuelas fueron 197 por importe de 3 millones de euros, cifra que permitió financiar 9.130 plazas de enero a julio de 2017 y 9.151 de septiembre a diciembre de 2017 en un total de 239 escuelas infantiles de titularidad municipal, unas previsiones similares que se esperan alcanzar en esta convocatoria para atender a 240 escuelas infantiles y más de 9.000 familias.

Se trata de una convocatoria que viene realizándose desde el traspaso de competencias de la Consejería de Bienestar a la de Educación, y que se encuentra en consonancia con la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, que establece que las Administraciones públicas promoverán un incremento progresivo de la oferta de plazas públicas en el primer ciclo de educación infantil, y que coordinarán las políticas de cooperación entre ellas y con otras entidades para asegurar la oferta educativa en este ciclo.