De acuerdo a las bases reguladoras, la consejera de Igualdad y portavoz del , , ha detallado que “la finalidad de estas ayudas es poder garantizar la continuidad del progreso y afianzamiento de aquellas razas ganaderas autóctonas que han dejado de reunir los requisitos que las calificaban como en peligro de extinción”, evitando que retornen a esta situación y mejorando la consolidación de nuestro patrimonio zoogenético, indispensable para alcanzar un uso sostenible y racional del medio rural.

Según ha informado la Junta en un comunicado, como en ediciones anteriores, pueden resultar beneficiarias las organizaciones o asociaciones de ganaderos reconocidas por la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha para la gestión del o Libros Genealógicos de la raza o razas autóctonas españolas.

En Castilla-La Mancha las dos únicas asociaciones que pueden ser beneficiarias son la (AGRAL) y la (AGRATA).

Para hacer frente a las solicitudes, la portavoz del Ejecutivo regional ha explicado que la partida presupuestaria recoge un importe estimado de 100.000 euros distribuidos al 50 por ciento en los dos próximos años.

Para acogerse a las ayudas solo podrán concederse a las actividades emprendidas o realizadas con posterioridad a la presentación de la solicitud, y cuyas actividades serán la creación o mantenimiento de libros genealógicos o aquellas que se deriven del desarrollo del programa de mejora oficialmente reconocido para la raza.

En otro orden de asuntos, y de forma paralela, el Consejo de Gobierno ha autorizado la convocatoria de 300.000 euros en ayudas para el control de rendimiento de las hembras lecheras en Castilla-La Mancha en las especies bovina, ovina y caprina a cargo de las organizaciones o asociaciones de ganaderos oficialmente reconocidas para la gestión de los libros genealógicos de razas de aptitud lechera.