A preguntas de los medios por este asunto durante la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del de esta semana, Hernando ha señalado que, en concreto, el dato de junio, se debe a que las entregas a cuenta en 2017 han estado “congeladas” porque no se habían aprobado los Presupuestos Generales del Estado y porque no se había recibido la liquidación de 2015 del sistema de financiación de las comunidades autónomas.

“Esa falta de ingresos porque el Estado no cumple con lo que tiene que hacer, y que nosotros no vamos a retrasar la recuperación de Castilla-La Mancha —ha recordado que en junio se pagó el 25% de la paga extra suprimida por el PP a los empleados públicos—, es simplemente un dato estacional”, ha insistido Hernando.

Al respecto, ha recordado que el año pasado fue “el único” que la Comunidad Autónoma “cumplió con su objetivo de déficit”, y que ahora estamos en el ecuador de una legislatura que tiene un “escenario político de estabilidad” y un acuerdo “que va a permitir cumplir con más del 100 por cien de los compromisos”.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha aprovechado para defender un “reparto equitativo de la financiación del Estado” y ha instado a “ser serios y no contarnos cuentos con las cuentas”, pues desde Castilla-La Mancha no van a permitir agravios comparativos en este ámbito. “No solo hay que crecer de manera igual sino que debe haber un espíritu de convergencia entre las comunidades autónomas”, ha remachado.