(Ciudad Real), 19 de enero de 2020.- El Gobierno regional espera que la Mesa del Agua “sirva para tener una posición unánime y firme en defensa de los intereses de Castilla-La Mancha y contra el trasvase Tajo-Segura” por parte de todos los actores involucrados, como son partidos políticos, empresarios y organizaciones agrarias.

En vistas a esa reunión que se celebrará el próximo 31 de enero, la consejera y portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, Blanca Fernández, se ha dirigido particularmente al Partido Popular. “Quiero hacer una llamada al PP, y es que no se ‘raje’ por enésima vez, que no diga una cosa y haga la contraria. Le pido a Paco Núñez fortaleza y coherencia, las que le han faltado muchas veces”, ha trasladado a los dirigentes del partido en la región.

Una condición para la que entiende que es necesario que los ‘populares’ “rompan la tradición y se convierta en un partido nuevo que no sea el de su presidente nacional, , “que va de la mano con Vox para que el trasvase sea una hipoteca para Castilla-La Mancha y fuente de riqueza para , dejándonos con el agua en las narices”, ha dicho Fernández de forma gráfica.

Fernández se ha referido a otro asunto discrepante, como es el llamado ‘pin parental’ propuesto por la formación política Vox en aquellas comunidades autónomas en las que da respaldo al gobierno conformado por Partido Popular y Ciudadanos, como son Andalucía, y Murcia.

Un pin parental que retrotrae a “tiempos pasados y oscuros”

Sobre esta polémica que “nos retrotrae a tiempos pasados y oscuros”, la consejera de Igualdad ha asegurado que “no es más que poner en cuestión que los hombres y las mujeres somos iguales, que tenemos que tener los mismos derechos, además de poner en cuestión los derechos de los colectivos LGTBI y personas transexuales. En este sentido, Fernández considera que “la mayoría de la ciudadanía del siglo XXI es mucho más madura y tiene superados todos estos temas, y entiende que todo el mundo tiene derecho a vivir en libertad y a ser respetado con independencia de su condición”.

Precisamente por ello, la titular de la consejería de Igualdad ha defendido que “a los niños y a las niñas se les debe educar en las escuelas no sólo en matemáticas, lectura, historia, literatura, inglés o en todas las asignaturas que nos van a permitir afrontar la vida laboral, sino también afrontar la vida desde el respeto a la dignidad y a la diversidad y, desde la convicción profunda, de que los hombres y las mujeres somos iguales y por ello debemos tener las mismas oportunidades, que es lo que pone en cuestión Vox”.

Fernández ha concluido indicando que “Vox es Vox, pero la ciudadanía de Castilla-La Mancha es mucho más moderada”, motivo que hace que el Gobierno regional esté “muy tranquilo”.