El ha avanzado que las obras de acondicionamiento de la CM-3225 (antigua A-45), en el tramo que discurre entre el kilómetro 33 y el 51, con 18 kilómetros de longitud, y que une la localidad de con la pedanía de Beg, en la provincia de Albacete, estarán concluidas a finales de año.

La Consejería de Fomento ha explicado que esta infraestructura de comunicación ha contado con una inversión final de 12,9 millones de euros y se ha actuado en los primeros 16 kilómetros que discurren entre el punto kilométrico 33 (en el cruce de acceso a Beg) hasta el kilómetro 50 (intersección AB-507), y el último kilómetro en una de las entradas y salidas a Nerpio, en la Sierra del Segura.

Así lo ha trasladado el director general de Carreteras y Transportes, David Merino, y el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, durante la visita que hoy han realizado a las obras de esta carretera, junto al alcalde de Nerpio, ; y los representantes de la empresa constructora, entre los que se encontraban el empresario conquense, .

Merino ha subrayado que las obras de la carretera entre Nerpio y Beg “están en su fase final”, matizando que sólo falta acometer algunos remates, y ha anunciado que “se cumplirán los plazos previstos y se pondrá en servicio a finales de año”.

El representante de la Consejería de Fomento ha detallado que el objetivo de las obras eran la mejora del trazado, tanto en planta como en alzado, adoptando parámetros superiores a los exigidos en el II Plan de Carreteras de Castilla-La Mancha, y eliminando tramos de curvas y desniveles que tenían “un alto grado de peligrosidad”, y por consiguiente, “mejorando la seguridad vial en este tramo”.

Una de las primeras actuaciones que se llevó a cabo fue construir un muro de sostenimiento para ensanchar la plataforma en 64 metros, y ampliando el ancho de la carretera en 1,5 metros, cumpliendo con el Código de Accesibilidad de Castilla-La Mancha. Además, se han estabilizado más de 20 tramos de carreteras evitando desprendimientos en talud gracias a la colocación de escolleras, y reponiendo el 83 por ciento de los servicios.

Por otro lado, se está procediendo a la colocación de señalización, balizamiento y colocación de barreras metálicas para la contención de vehículos y motoristas.

El Compromiso de Nerpio

Por su parte, el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos ha recordado que la finalización de esta fase de la carretera entre Nerpio y Beg, era un compromiso del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la visita que realizó el jefe del Ejecutivo autonómico esta localidad en marzo del 2016, reanudándose las obras tras el acta de levantamiento el 28 de julio del pasado año.

“Este municipio no merecía estar alejado de los núcleos de población”, ha aseverado Ruiz Santos, quién ha reconocido “los problemas de accesibilidad y de comunicaciones que tiene Nerpio”, sin embargo, el delegado provincial de la Administración autonómica ha recordado que estas obras que se iniciaron hace 8 años, “fueron paralizadas en la pasada Legislatura”, en relación a la suspensión total aprobada el 30 de junio de 2009.

Por último, Ruiz Santos ha puesto en valor la belleza paisajística y el atractivo turístico que tiene Nerpio, y el importante salto cualitativo que obtendrán toda la comarca, con la mejora de esta carretera.