(Ciudad Real), 21 de octubre de 2017.- la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha trasladado el “firme compromiso” del por “recuperar y reorganizar las políticas sociales y de bienestar”, entre las que se incluyen las dirigidas a colectivos de personas con capacidades diferentes, dependientes y otros grupos de especial vulnerabilidad “trabajando de la mano del movimiento asociativo”.

Olmedo ha puesto como ejemplo de este compromiso el caso concreto de Campo de Criptana, donde el Gobierno presidido por ha invertido más de 2,7 millones de euros desde el comienzo de legislatura, además de añadir que “nuestra región es un referente en el servicio público y gratuito de ayudas técnicas de las que se benefician más de mil personas en situación de dependencia”.

Consciente de que la accesibilidad es una gran preocupación del colectivo social, la delegada provincial de la Junta de Comunidades ha confirmado que el Ejecutivo regional aprobará próximamente el Plan de Promoción de la Accesibilidad Universal en Castilla-La Mancha “para que las personas con discapacidad tengan los mismos derechos y puedan disfrutar de todos los espacios ciudadanos”.

Será un plan transversal de todos los departamentos del Gobierno castellano-manchego para avanzar hacia la plena inclusión y la accesibilidad universal como derechos, pero también poder tener oportunidades de empleo y de ocio”.

En este sentido, Olmedo ha apuntado que el Ejecutivo de García-Page aprobará el Plan regional de Accesibilidad Universal y la Ley de Protección y Apoyo Garantizado a las Personas con Discapacidad y agilizará la apertura de los procedimientos para solicitar las nuevas tarjetas de estacionamiento de personas con discapacidad y movilidad reducida. Unas tarjetas de estacionamiento que desarrollan competencias exclusivas de la Junta de Comunidades en materia de asistencia social y servicios sociales contempladas en la Ley de Accesibilidad y Eliminación de Barreras Arquitectónicas; en la Ley de Garantía de los Derechos de las Personas con Discapacidad y en el Código de Accesibilidad de Castilla-La Mancha.

Declaraciones de Olmedo en el trascurso de la II Feria de Accesibilidad organizada por la con Discapacidad de (ASMICRIP), colectivo al que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado este año 50.000 euros a gastos de mantenimiento además del convenio de 30 plazas a través del programa de Promoción de la Autonomía Personal -SEPAP- y una ayuda de 3000 euros para la celebración del evento inaugurado anoche.

Olmedo ha tenido palabras de agradecimiento para sus responsables, con su presidente a la cabeza, “por la sensibilidad y el trabajo impagable que realiza con el colectivo de personas discapacitadas”, entre ellos, talleres de apoyo e integración social, terapia ocupacional, transporte adaptado, ocio y tiempo libre, voluntariado, psicología y sobre todo fisioterapia.