El financia, a través de los fondos del 0,7 % para fines sociales, el servicio de videoasistencia y acompañamiento ‘VidAsor’, que en el primer semestre de 2018 ha realizado 390 atenciones.

Se trata de un servicio, desarrollado por la (Fesormancha) con el apoyo de la (CNSE), dirigido a prestar a personas sordas mayores acompañamiento en su vida diaria y asistencia personal para recordar citas médicas, hacer consultas sobre medicación o solicitar apoyo para la gestión de documentos.

Hasta el momento, hay dos usuarios de Castilla-La Mancha que cuentan con el dispositivo de videoasistencia, que llegará próximamente a usuarios de ámbito residencial de y Albacete, mientras que otras trece personas se han beneficiado del servicio de acompañamiento.

Los dispositivos de videoasistencia se instalan en los televisores de los usuarios y permiten, entre otras funciones, realizar y recibir videollamadas. Para su funcionamiento, se utiliza un mando a distancia ergonómico que cuenta con un avisador lumínico de llamadas y un pulsador de emergencia en forma de medalla, de manera que el usuario permanece asistido en todo momento.

La profesional que atiende este servicio es una mediadora sorda, a la que ayudan voluntarios encargados de la puesta en marcha de actividades sociales que fomentan la interacción de los beneficiarios con el entorno y les prestan acompañamiento presencial cuando lo requieren.

La Federación de Personas Sordas de Castilla-La Mancha es una entidad sin ánimo de lucro que defiende los intereses y derechos de las 59.600 personas sordas de Castilla-La Mancha.

Actualmente, está formada por siete asociaciones que, a su vez, cuentan con más de 300 asociados, si bien atiende cualquier necesidad relacionada con el colectivo de las personas sordas, estén o no afiliadas a su movimiento asociativo.