El inicia una estrategia de prevención de la violencia de género hacia las mujeres mayores a través de la formación de profesionales que intervienen en el ámbito de las personas mayores.

El objetivo es que las y los profesionales que tengan que atender este tipo de situaciones dispongan de recursos y conocimientos que les permitan activar medidas específicas adecuadas para las mujeres que sufren una doble vulnerabilidad ante sus agresores.

La formación, que se realizará a través del curso ‘La violencia contra las mujeres en el ámbito de las residencias y centros de día’, tendrá una duración aproximada de cinco días y se impartirá en todas las provincias de Castilla-La Mancha.

El progresivo envejecimiento de la población y su repercusión en las situaciones de dependencia funcional y emocional así como la permanencia de estereotipos sexistas, hace que las mujeres mayores puedan ser más vulnerables ante situaciones de abuso, malos tratos y/o violencia.

El trabajan ya en el diseño de un protocolo de actuación para intervenir adecuadamente en estos casos.