El ha iniciado las obras de reforma de la , tras publicarse recientemente la adjudicación de las mismas a la empresa Corporación Campos.

Las obras iniciadas forman parte de la primera fase de la reforma, para la que se ha destinado 114.000 euros, aunque el total del proyecto supondrá una inversión por parte del Gobierno regional de 152.000 euros.

Los trabajos se desarrollan en la sexta planta, la de Pediatría, y se aprovechará un espacio multiusos que existe en la actualidad, siendo el tiempo de ejecución de las mismas unos tres meses.

Estas obras permitirán al ordenar sus recursos actuales y disponer de una unidad asistencial compuesta por seis habitaciones de aislamiento, cuatro más que en la actualidad, un nuevo hospital de día para pacientes pediátricos y una nueva sala de espera.

Además, las obras van a permitir ampliar la ciberaula que existe en la planta de Pediatría, un dispositivo muy utilizado por estos niños que pasan ingresos de larga estancia y en la que pueden continuar con su actividad educativa gracias al apoyo del Equipo de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria de Albacete.

Con estas obras se pretende dar satisfacción técnica, funcional y emocional a pacientes, familias y profesionales, al disponer de un espacio más adecuado para prestar la asistencia integral.

En este sentido, es fundamental la colaboración que están brindando los profesionales, tanto de Pediatría como de Oncología y Hematología, puesto que las obras se llevan a cabo sin dejar de realizar la actividad asistencial.

En Castilla-La Mancha hay dos centros de referencia para el abordaje del cáncer infantil, los complejos hospitalarios de y Albacete. Como ya anunciara el Gobierno regional, ambos centros contarán con los recursos necesarios para atender a niños con cáncer, desarrollando un programa de trabajo regional para atender la Oncología infantil.

El cáncer infantil es una patología poco frecuente en niños. Actualmente, Castilla-La Mancha tiene alrededor de cuatrocientas familias afectadas con algún paciente oncológico infantil y se detectan alrededor de 70 nuevos casos al año. La tasa de supervivencia, a los cinco años, ronda el 84 por ciento.