El vicepresidente del , , ha dado a conocer que la Junta baraja suscribir el Pacto contra la Despoblación a nivel regional antes de que acabe este 2019 y que la ley sobre esta materia esté “operativa” en 2021.

Así lo ha explicado en declaraciones a los medios tras una reunión mantenida este jueves con los sindicatos de UGT y Comisiones Obreras y con la para estudiar la elaboración de un Pacto contra la Despoblación a nivel regional.

“Son plazos muy cortos pero hay que empezar a articular medidas que den resultado a medio y largo plazo y ponerlas rápido en funcionamiento”, ha puesto de manifiesto Martínez Guijarro, al tiempo que ha apuntado a un “gran acuerdo” político porque serán medidas que perduren en el tiempo.

Las reuniones que se han iniciado este jueves continuarán la próxima semana con la y Provincias de Castilla-La Mancha y con grupos de desarrollo rural, aunque se “abrirán”, según ha explicado, al resto de agentes que quieran adherirse a este pacto porque “sindicatos, empresarios, corporaciones locales y agentes tienen que impulsar esa suscripción”, ha añadido.

Para dar luz verde a este pacto, el vicepresidente ha explicado que habrá “dos grandes vehículos de actuación”: uno crear grupos de trabajo que diseñen una estrategia de actuación con cuestiones, algunas de ellas y según Martínez Guijarro, que “van a tener rango de ley”, por lo que el segundo punto será elaborar la norma legal de “manera paralela”.

MÁS DE 600 PUEBLOS EN RIESGO

A preguntas de los medios, José Luis Martínez Guijarro ha dado a conocer que establece como riesgo de despoblamiento aquellos territorios que tienen menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado, y en la región “son más de 600 municipios”. De hecho, ha añadido, “hay comarcas enteras en las que no hay ningún municipio mayor de 500 habitantes cuando el riesgo comienza a existir en aquellos lugares con menos de 2.000 personas”.

“La gente querría volver a sus pueblos de origen y tener luz, agua y recogida de residuos en sus viviendas pero para ello un problema a resolver es el de la financiación pública para comunidades autónomas y ayuntamientos”, ha precisado.

Además, ha apuntado a los problemas de digitalización como otra de las causas del abandono de los pueblos, pues Internet, ha dicho “hoy en día forma parte del ocio de cualquier familia”.

PACTO NACIONAL

Sobre un posible pacto nacional en esta materia, Martínez Guijarro se ha mostrado de acuerdo en que esto se lleve adelante sin embargo, según ha afirmado, Castilla-La Mancha “no quiere esperar a que mueva ficha el porque están identificadas las necesidades” de la región. Aunque esas necesidades, ha concluido, “seguro que se van a incardinar perfectamente con la estrategia nacional”.

“Es clave que haya un acuerdo para afrontar esta cuestión al que se sumen las comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos y entre todos crear sinergias para resolver este tipo de problemas”, ha concluido el vicepresidente.