El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha solicitado hoy al PP que reconsidere su posición en relación con la flexibilización del objetivo de déficit, ya que lo que está en juego es la capacidad de gasto de las comunidades autónomas y, en consecuencia, seguir avanzando en la recuperación social y económica de Castilla-La Mancha.

En declaraciones a los medios de comunicación en la inauguración de las VIII Jornadas de la y (AECA), que se celebran en la y Jurídicas de la (UCLM), Ruiz Molina así lo ha trasladado, coincidiendo con el debate de hoy en el de una enmienda a la totalidad a la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

En este sentido, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que es “absurdo” que autorice a España contar con un mayor margen de déficit y que sea el PP el que no lo permita.

Por ello, ha apelado al PP a que reconsidere su postura en relación con un tema que es fundamental para Castilla-La Mancha porque supone “aumentar la capacidad de gasto y así la capacidad de seguir avanzando en la redistribución de la renta mediante el gasto social y en la disposición de mayores recursos que la región puede poner a disposición de las empresas para que mejoren su competitividad, generen riqueza y, por lo tanto, generen empleo”.

En relación con las jornadas, que llevan por título ‘Transparencia y Competitividad. Riesgos y Oportunidades para las Pymes Españolas’ y que se prolongarán hoy y mañana, Ruiz Molina ha destacado que supondrán un magnífico foro de debate sobre aspectos fundamentales relacionados con la gestión empresarial de las pymes.

Esta materia, ha continuado Ruiz Molina, es de gran interés en Castilla-La Mancha, ya que más del 99 por ciento de las empresas de la región son pymes y, por lo tanto, todo lo que tenga que ver con la mejora de la gestión empresarial de las pymes influirá en la mejora de su rentabilidad y, por lo tanto, en la mejora de su riqueza.

A continuación, Ruiz Molina ha subrayado que las empresas de la región cuentan con la complicidad del Gobierno de Emiliano García-Page, que está poniendo en marcha importantes incentivos a la inversión empresarial para, “no solamente incentivar la inversión, sino para que estas empresas sean más competitivas porque son las verdaderas generadoras de empleo”.

En lo que va de legislatura se han creado más de 9.000 empresas en la región, lo que pone de manifiesto que los empresarios confían en la región, ha valorado Ruiz Molina, quien ha resaltado que estos datos reflejan que Castilla-La Mancha va en la “buena vía”, porque en la medida en que se incentive la inversión empresarial crecerá la economía, como ya está ocurriendo con tasas de crecimiento sostenido en 2015 y en 2016 superiores al 3 por ciento y con la previsión del 2,5 por ciento el año pasado.

Además, para el próximo año los servicios de estudio estiman que en Castilla-La Mancha crecerá al mismo ritmo que lo haga la economía nacional e, incluso, por encima.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas se ha referido también a otros de los asuntos de los que se va a debatir en estas jornadas, como la auditoría o la transparencia, que son áreas comunes para el sector público y para el sector privado.

Así, en el ámbito de las competencias de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, Ruiz Molina ha resaltado el importante esfuerzo que se está haciendo para incrementar los recursos con el objetivo de seguir mejorando el control y la auditoría.

“En Castilla-La Mancha somos un ejemplo de transparencia, porque no solamente se trata de gestionar bien los recursos, sino también de rendir cuentas a los ciudadanos y esa rendición de cuentas se realiza, además de por los cauces habituales, a través de la publicación de numerosos indicadores de índole económica en el Portal de Transparencia”, ha finalizado.