El ha mejorado la accesibilidad de los pacientes diabéticos a los tratamientos podológicos gratuitos para prevenir el pie diabético, de tal manera que actualmente en caso de no contar con un centro podológico colaborador en su municipio, pueden acudir a cualquier podólogo de la comunidad autónoma para ser atendidos tras haber sido derivados por sus médicos de Atención Primaria para la realización de una quiropodia básica.

Así se lo ha trasladado el director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, , al presidente de la Federación de Diabéticos de Castilla-La Mancha (FEDICAM), , durante un encuentro mantenido recientemente en el que han analizado las novedades que se han introducido desde el inicio de este año en esta prestación gratuita que ofrece el Gobierno regional.

En este sentido, Ballesteros ha explicado al representante asociativo que además de poder acceder a las consultas de las clínicas y centros colaboradores, en aquellas localidades en las que no sea posible esa opción, pueden ser atendidos en cualquier otro centro con servicio de podología autorizado y pedir con posterioridad el reintegro de gastos de acuerdo a la tarifa vigente para estos servicios establecida por el SESCAM.

Con ello se garantiza, ha explicado el director general de Asistencia Sanitaria, que en todas las Áreas Sanitarias del cuentan con atención podológica gratuita a cargo del Gobierno regional.

Ballesteros ha señalado que para la Consejería de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha la prestación de servicios podológicos a estos pacientes es fundamental dentro de la estrategia de prevención del pie diabético, una de las complicaciones más comunes de la enfermedad diabética y uno de los principales motivos de consulta.

Programa formativo para profesionales de Atención Primaria

A este respecto, ha informado al presidente de Fedicam de que el SESCAM está trabajando en el diseño de acciones formativas destinadas a sensibilizar a los profesionales de Atención Primaria sobre la importancia de la detección precoz del pie diabético y otras úlceras que puedan afectar a estos pacientes con el fin de realizar un abordaje precoz.

Para prevenir amputaciones y/o úlceras es muy importante un programa estructurado de cribado que identifique el pie de riesgo. Los profesionales de Atención Primaria desempeñan un papel clave en el desarrollo de este programa y tienen el reto de evitar que el pie sano del paciente con diabetes tipo 2 se convierta en un pie diabético abordando precozmente los factores de riesgo que puedan provocarlo.

Se trata pues de poner en marcha un plan formativo que permita obtener un impacto positivo sobre la prevención de amputaciones y manejo eficiente del pie diabético en ese nivel asistencial, concienciando y sensibilizando a los profesionales de la importancia de realizar labores de prevención, cuidado global y control de los factores de riesgo en este tipo de pacientes.