Villanueva de la Fuente (Ciudad Real), 12 de agosto de 2017.- La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, , ha asegurado que “Mencatur se ha ganado por méritos propios ser un referente cinegético, turístico y agroalimentario de primer nivel no solo en la provincia, sino en toda la región”.

Una feria que nació “con discreción y humildad”, pero que gracias al “trabajo bien hecho” cuenta con el aval de las 13 ediciones anteriores en las que año a año se ha ido superando en expositores, visitantes y negocio, y en esta ocasión Olmedo augura un éxito aún mayor gracias a las últimas novedades y sorpresas que se podrán ver durante todo el fin de semana. Una senda de progreso y revitalización para la que ha comprometido el apoyo del Gobierno castellano-manchego.

Unas declaraciones realizadas por la delegada de la Junta de Comunidades en el transcurso de la inauguración de la XIV edición junto al presidente de la Diputación de Ciudad Real, , y la alcaldesa de Villanueva de la Fuente, , donde ha apuntado que “para el Gobierno que preside esta feria es un ejemplo de la promoción de sectores tan dispares y a la vez tan complementarios como son la caza, el turismo, la artesanía, la hostelería o la alimentación”.

Para calibrar el peso específico de estos sectores mencionados y con presencia en Mencatur 2017, Olmedo ha manifestado que entre todos ellos aglutinarían al menos una tercera parte del producto interior bruto de la región.

Ley de caza moderna y de consenso

En un ligero repaso sectorial, la delegada de la Junta de Comunidades ha destacado que el aboga por una regulación de la caza “en las condiciones que se merece el sector”, y ello pasa por “un cambio radical y en consenso” con todos los colectivos implicados.

Olmedo ha hablado de “una ley moderna, social y responsable” para aprovechar al máximo el potencial y la riqueza que posee el sector cinegético en Castilla-La Mancha- supone más de 600 millones de euros al año y más de 135.000 licencias de caza-, y de forma particular la provincia de Ciudad Real. Una nueva normativa con novedades importantes, entre ellas la gratuidad de caza para las personas jubiladas de la región.

‘Luna de miel’ turística

Respecto al turismo, la máxima representante de en Ciudad Real ha valorado “la luna de miel” por la que atraviesa este sector que sitúan a Castilla-La Mancha como el cuarto destino favorito por los españoles y que registra indicadores tan potentes como los 3,5 millones de pernoctaciones hoteleras alcanzadas por primera vez desde el año 2009, el aumento de las afiliaciones ligadas al sector, el récord histórico alcanzado en 2016 tanto en viajeros como en pernoctaciones o el crecimiento por encima de la media del país en alojamientos de turismo rural. Todo ello impulsado por el Plan Estratégico de Turismo del Ejecutivo que preside García-Page.

El potencial del sector primario

De la industria agroalimentaria, Olmedo ha apuntado a que “es un sector fundamental que por sí solo supone el 18 por ciento de la economía regional que está en constante dinamismo y crecimiento”, si bien la delegada provincial de la Junta de Comunidades en Ciudad Real ha asegurado que aún tiene margen de crecimiento por la vía de la comercialización y la exportación.

En este sentido, Olmedo ha dicho que “no hay más que ver el proyecto de Presupuestos de 2017 para evidenciar la apuesta decidida del Gobierno regional por el sector primario, por la recuperación de líneas específicas para la agricultura y la ganadería, la convocatoria de las ayudas Focal o el apoyo institucional y económico a eventos y ferias como Mencatur o Fenavin desde que Emiliano García-Page es presidente de Castilla-La Mancha”.

Por último, y no menos importante, la delegada de la Junta ha indicado que “hace poco más de dos años se produjo un antes y un después en el tratamiento y respeto hacia el sector que representa la artesanía”, pues recuerda que “ahora se aprueban ayudas para la promoción de la artesanía y el comercio minorista, se ha recuperado el , se reconoce la calidad del trabajo a los mejores artesanos y restauradores con los premios , se subvenciona la asistencia a ferias y eventos y, en definitiva, se ha dado un impulso a un sector del que viven unas 5.700 personas en Castilla-La Mancha gracias a la concesión de más de 400.000 euros en ayudas económicas.